Última hora

Última hora

El FMI mejora las perspectivas de la eurozona y rebaja las de EEUU, al tiempo que sitúa a China por debajo del 7%

Leyendo ahora:

El FMI mejora las perspectivas de la eurozona y rebaja las de EEUU, al tiempo que sitúa a China por debajo del 7%

Tamaño de texto Aa Aa

La eurozona y Japón mejoran sus perspectivas pero la economía mundial sigue en situación vulnerable, según las últimas proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI). Antes de la reunión de primavera del FMI y el Banco Mundial este fin de semana, el organismo de Washington presentó sus nuevas previsiones que mantienen un crecimiento mundial del tres y medio por ciento para 2015.

“Una inusual concatenación de circunstancias están moldeando la económica mundial”, recordó el economista jefe del FMI, Olivier Blanchard. “Algunas como la caída de los precios del petróleo y el elevado movimiento de los tipos de cambio son claramente visibles. Pero algunas de las herencias de la crisis que minan el crecimiento potencial (en lo países emergentes) juegan un importante rol en segundo plano”.

El crecimiento previsto para 2015 es solo una décima superior al de 2014. Aunque no haya habido variaciones en la cifra global respecto a las perspectivas de enero, estas se hacen más optimistas para la eurozona y se rebajan para Estados Unidos. En cabeza, se sitúa la India con un siete y medio por ciento sobrepasando a China que se queda por debajo del siete (6,8%). Estados Unidos pierde medio punto para situarse en el 3,1. La eurozona gana tres décimas para alcanzar el uno y medio. Japón sube cuatro décimas para llegar al uno. Por el contrario, se agudiza la crisis en Rusia para quien se proyecta una retroceso de casi un cuatro por ciento.

En este último caso, el hundimiento del precio del petróleo y de las materias primas en general perjudican de forma contundente a algunos países en desarrollo. También a gran parte de Latinoamérica, donde la apreciación del dólar puede incrementar los déficits públicos. Por ejemplo, Brasil que caerá un uno por ciento. En cuanto a España, se revisa al alza el crecimiento en cinco décimas hasta el dos y medio por ciento. Aun por debajo del 2,8 del Banco de España.