Última hora

Última hora

EDICIÓN ESPECIAL: en guerra contra Boko Haram

Euronews es testigo directo de la ofensiva contra el grupo islamista más bárbaro de África, Boko Haram Luis Carballo, euronews: Durante más de una

Leyendo ahora:

EDICIÓN ESPECIAL: en guerra contra Boko Haram

Tamaño de texto Aa Aa

Euronews es testigo directo de la ofensiva contra el grupo islamista más bárbaro de África, Boko Haram

Durante más de una década, la secta islamista Boko Haram ha limitado su estrategia a crear un Califato en el Norte de Nigeria. Ahora ha extendido su campaña de terror a los países vecinos. Chad, Níger y Camerún han respondido con una alianza militar que asiste desde enero al Gobierno de Abuya. En marzo, Boko Haram dio otra vuelta de tuerca en su estrategia al jurar fidelidad al autoproclamado Estado Islámico. Una internacionalización del conflicto que ha disparado las alertas en toda la región y acelerado la ofensiva conjunta.

“Lo que han visto estos niños, no se lo desearías ni a tu peor enemigo. Les han arrancado su adolescencia.”

Euronews estuvo en la línea del frente acompañando al Ejército de Chad durante la liberación de un importante enclave en el norte de Nigeria.

Les advertimos de que algunas de las imágenes de nuestro reportaje pueden herir su sensibilidad.

EXCLUSIVA: esta noche a las 20:35 CET, reportaje en Chad de nuestro compañero Luis Carballo, que ha estado en primera…

Posted by euronews on Tuesday, April 14, 2015


UNA GUERRA DISCRETA, PERO FEROZ, EN EL DESIERTO

La última guerra en África se libra en este desierto, un triángulo de fronteras porosas entre Nigeria, Níger y Chad. Es un conflicto asimétrico que enfrenta a una coalición regional con una de las organizaciones yihadistas más bárbaras y despiadadas del planeta: el grupo nigeriano Boko Haram

“Nos dirigimos a Malam Fatori. Es una ruta peligrosa. Los soldados de Chad y Níger controlan la localidad desde el 31 de marzo, pero aún quedan focos de resistencia de Boko Haram en los alrededores”

Llegamos a la línea del frente acompañando en su ofensiva al contingente de Níger y Chad. Un helicóptero nos lleva hasta el puesto avanzado donde acampa la fuerza de choque que desde hace meses está arrebatando a la secta islamista todos sus bastiones en el Noreste de Nigeria.

Son hombres curtidos en el combate cuerpo a cuerpo, acostumbrados a los rigores de un entorno implacable de sol y arena. La moral en el campamento es alta. Estos soldados están convencidos de estar ganando la guerra contra los islamistas.

No tienen miedo a la muerte, pero saben que el enemigo tampoco. Boko Haram es un adversario determinado, sin apego a la vida. Morir matando es el atajo más rápido hacia el Paraíso que les prometen sus líderes con su versión deformada del Islam.

Cientos de hombres y decenas de vehículos blindados están alerta a 500 metros del último pueblo liberado: Malam Fatori.

“Las calles están desiertas, las casas vacías y no hay signos de actividad comercial.”

Entre los soldados vemos una presencia inusual, dos generales de cuatro estrellas: los jefes del Estado Mayor de Níger y Chad. Todavía no lo sabemos, pero unos días después una fuente próxima al Gobierno de Yamena nos confirmará que pensaban que el líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, había muerto en la batalla que estalló 24 horas después de la toma de Malam Fatori.

Pero, finalmente el escurridizo Shekau no estaba entre los 200 miembros de Boko Haram que los militares chadianos afirman haber matado al repeler una emboscada en la que Chad tuvo nueve bajas y decenas de heridos.

Desde que tomó las riendas de Boko Haram en 2009, el Señor de la Guerra, Shekau, ha convertido la organización en una eficaz máquina de matar.

La única prueba que vemos de ese enfrentamiento es una partida de armas que los militares nos aseguran haber recuperado tras abatir a los milicianos. Hay medio centenar de fusiles de asalto Kalashnikov, muchos de ellos probablemente robados o abandonados por el Ejército nigeriano. También varias ametralladoras pesadas y abundante munición de varios calibres. Conseguir este material no es difícil aquí, el tráfico de armas es un negocio floreciente en la zona.

“La participación en esta ofensiva, especialmente de las tropas chadianas, ha dado un vuelco a la situación” Luis Carballo, euronews.


MALAM FATORI, UNA VICTORIA DECISIVA

La toma de Malam Fatori es una importante victoria estratégica en la lucha contra Boko Haram, que utilizaba el enclave como centro de mando para atacar en Níger y Chad. La localidad nigeriana está a menos de cuatro kilómetros de la frontera con Níger.

Los soldados nos escoltan hasta el pueblo y nos advierten de que aún pueden quedar minas o trampas explosivas en las casas y no conviene alejarse del convoy. El viaje dura unos minutos. Después, un silencio inquietante. Las calles están desiertas, las casas vacías, los comercios sin dueños ni clientes.

Malam Fatori llegó a tener 30.000 habitantes y un importante mercado. Recuerdos lejanos. Tras cinco meses de rigurosa Sharia aplicada por Boko Haram, no queda nada de eso.

Sólo vemos algunos ancianos y niños pequeños. Pocas mujeres y ninguna joven. Encontramos a un niño jugando entre tablas quemadas y hierros manchados de hollín.

Su madre nos explica lo ocurrido 72 horas atrás:

“ Boko Haram huyó del pueblo cuando vieron que se acercaban los soldados. Escaparon en todas direcciones, por aquí y por allí. Pero, antes de irse nos dijeron que saliéramos de las casas y las quemaron”, comenta la mujer.

Otros habitantes que han regresado nos aseguran que al huir, Boko Haram se llevó a decenas de niñas secuestradas. Un escena macabra: las desnudaron para que no escaparan. No han vuelto a saber de ellas.

3/04/2015. An old woman who survived Boko Haram in the village of Malam Fatori.

Posted by euronews on Tuesday, April 7, 2015

Un grupo de ancianas nos confirma el secuestro de las menores y la ejecución de los adolescentes varones:

“Boko Haram se llevó a las niñas para casarlas por la fuerza. Las secuestraron y también a los niños pequeños. A los más mayores los degollaron ¿Por qué?”, se pregunta. “Boko Haram tenía ojos y oídos en todas partes. Vigilaban cada movimiento; cuando salíamos a la calle o cuando entrábamos en la casa. Estaban siempre observándonos”, añade.

El drama de este pueblo, como el de muchos otros en Nigeria, parece sacado de otra época. En todo caso, inconcebible en pleno siglo XXI. El único ruido que oímos en el camino de vuelta al campamento es una valla de chapa golpeada por el viento en este pueblo fantasma donde no se oyen risas de niños, ni conversaciones entre vecinos; ni siquiera el canto de los pájaros. Boko Haram ha dejado su marca: un intenso miedo.

La psicosis colectiva es tal, que resulta imposible distinguir las informaciones de los muchos rumores que circulan sobre masacres, ejecuciones y secuestros. Sin duda, esa es la estrategia de Boko Haram: conquistar a través del terror.

BOKO HARAM ESTRANGULA LA ECONOMIA CHADIANA

El río Chari es la frontera natural que separa Chad de Camerún. Una barrera fácil de atravesar en piragua o, simplemente, a nado. En una orilla, el último pueblo camerunés, Kousseri. En la otra, los suburbios de Yamena, la capital chadiana.

Sobre el río se levanta uno de los lugares más animados de la capital, el puente Ngueli, un punto de encuentro de gentes y mercancías. Por él pasan a diario miles de personas y toneladas de bienes de todo tipo. Hasta hace unos meses, la mayor preocupación de los aduaneros eran los contrabandistas. Ahora, las cosas han cambiado.

“Los controles de seguridad se han reforzado para evitar atentados y la entrada de armas” Luis Carballo, euronews.

Chad se toma muy en serio la amenaza. Varios de los ataques de los islamistas nigerianos en Camerún se han producido a pocos kilómetros de aquí. La proximidad de la zona de influencia de Boko Haram supone un problema de seguridad, pero no exclusivamente. La crisis tiene también una dimensión económica para Chad.

Los asaltos islamistas han puesto en peligro las rutas comerciales que utiliza Yamena con sus principales socios, Nigeria y Camerún. La frontera con Nigeria está cerrada desde hace más de un año por la inseguridad. La única opción que le queda a Chad —un país enclaustrado, que importa la mayor parte de lo que consume— es Camerún. Las mercancías llegan por carreteras que son blanco de ataques desde hace meses. Esta situación exaspera al Gobierno chadiano, para el que proteger estas rutas comerciales es una prioridad absoluta.

La ruta comienza en el puerto camerunés de Duala y termina en Yamena. El trayecto original ya no es seguro.

La ruta alternativa es mucho más larga. Esto se traduce en más gastos de carburante, menos mercancías y precios más altos.

¿Puede permitirse el Presidente Idriss Déby una largaguerra contra Boko Haram?

Más meses de combates en la frontera pueden acabar asfixiando la economía chadiana.

DAR ES SALAM, LOS RELATOS DEL HORROR

En su huida de la violencia de Boko Haram, en torno a 20.000 nigerianos han cruzado el Lago Chad en los últimos tres meses en busca de un lugar seguro. Todos tienen una historia sobre cómo los islamistas secruzaron en sus vidas.

El campo de refugiados de Dar es Salam, en Chad, acoge actualmente a 4000 desplazados. Muchas de las familias vienen de Baga, escenario de una de las peores matanzas de Boko Haram. Los refugiados llegan sin nada, muchos han visto morir a familiares. Algunos están heridos, pero la heridas que más tiempo tardarán en cicatrizar son los profundos traumas psicológicos que traen consigo.

Han escapado a situaciones como ésta. Los soldados de Chad y Níger encontraron este vídeo en los teléfonos de los combatientes de Boko Haram muertos en Damasak, cuando la fuerza conjunta reconquistó la ciudad el 17 de marzo pasado.

“Los refugiados llegaron con las manos vacías. Han visto morir a sus familiares. Algunos están heridos, pero son las heridas psicológicas las que llevará más tiempo sanar.

Boko Haram grabó las ejecuciones masivas en Bama (Nigeria) y en una aldea camerunesa. Cientos de civiles son asesinados con total frialdad. Muchos de los pistoleros son adolescentes.

En el campo de Dar es Salam hay niños solos por todas partes. Sus padres murieron o los perdieron al huir precipitadamente de las masacres que Boko Haram comete al otro lado del lago.

La ONG Médicos sin Fronteras ha puesto en marcha en el campo un centro de asistencia psicológica, para adultos y menores.

“Lo que han vivido estos niños no se le puede desear ni al peor enemigo. Los islamistas les han arrancado una parte de su adolescencia. Es muy difícil”, explica el coordinador del campo de refugiados de Dar es Salaam, Idriss Dezeh.

Estos niños han encontrado en Dar es Salam lo más parecido a un hogar con la ayuda del Gobierno chadiano, Unicef, el ACNUR, la Cruz Roja y organizaciones no gubernamentales.

En la escuela improvisada bajo la lona de una tienda de campaña aprenden canciones en francés. A pesar de ser muy jóvenes ya han visto demasiado. Han escuchado antes el sonido de los fusiles que las estrofas que se esfuerzan en memorizar en un idioma extranjero para ellos.

Al atardecer, los hombres reúnen para rezar. Son las mismas oraciones que utilizan sus verdugos para imponer su ley a sangre y fuego. La gran mayoría de las víctimas de Boko Haram son musulmanes.

Entrevista con Idriss Déby, presidente de Chad: “Hay que destruir a Boko Haram, como sea”

Idriss Déby lleva veinticinco años en el poder en Chad, un cuarto de siglo en el que ha luchado, directa o indirectamente, en prácticamente todas las guerras de la región. El Presidente chadiano nos explicó en Yamena las razones de la participación de su país en este último combate contra el yihadismo. Una cuestión de supervivencia.

Luis Carballo, euronews:
Señor presidente, gracias por recibirnos aquí, en su palacio presidencial en Yamena.

Idriss Déby, Presidente de Chad:
“Gracias a ustedes por venir a Chad”.

euronews:
¿Cuál es la amplitud de la amenaza que representa en este momento Boko Haram para Chad ?

Idriss Déby, Presidente de Chad:
“Hasta 2013 las acciones de Boko Haram, por muy nefastas que fuesen para la población, se circunscribían a Nigeria. Pero a partir de 2013, Boko Haram comenzó a extender esas acciones más allá de Nigeria, especialmente en Camerún y Níger. Y evidentemente, Boko Haram decidió atacar a Chad. Es una organización extremadamente peligrosa y una organización que ha podido y ha tenido el tiempo de organizarse y reclutar a personas sin trabajo. Boko Haram tiene también vínculos muy estrechos con el grupo Estado Islámico. En términos económicos, por supuesto Chad ha sufrido enormes pérdidas. Boko Haram decidió asfixiar el país cortando el único eje que nos unía al puerto de Duala (Camerún), que es vital para Chad. Era un peligro potencial para toda la subregión. Ciertamente, ningún país puede salir solo de esta nebulosa, de ahí la necesidad de aunar nuestros medios, que son escasos, por supuesto, para mermar la capacidad destructiva de Boko Haram”.

euronews:
¿Cuáles son los objetivos precisos de esta acción militar? ¿Pretenden destruir Boko Haram o mantenerlo alejado de sus fronteras?

Idriss Déby, Presidente de Chad:
“Destruir a Boko Haram, le respondo de forma corta y rotunda. Hay que destruirles con todos los medios a nuestro alcance”.

euronews:
Su país participó en 2013 en la Operación Serval en Malí y en 2014 en la Operación Barkhane en el Sahel contra grupos fundamentalistas. Ahora Francia le proporciona información sobre Boko Haram, al igual que otros países, pero, ¿desearía su país más implicación por parte de Europa y de Estados Unidos?

Idriss Déby, Presidente de Chad:
“No. Creo que tenemos que entender que desde hace ya 60 años, prácticamente desde la independencia de los países africanos, deberíamos ser capaces de cuidar de nosotros mismos, debemos ser capaces de gestionar nuestras crisis, debemos ser capaces de hacer frente a los movimientos terroristas. Empezando por unir esfuerzos, esfuerzos africanos”.

euronews:
A principios de marzo Boko Haram juró fidelidad al autoproclamado Estado Islámico. ¿Cree que esa alianza refuerza su peligrosidad?

Idriss Déby, Presidente de Chad:
“Nuestra acción ha roto la potencia militar de Boko Haram. Hemos desbaratado su Estado Mayor. Creo que todo esto ha tenido el efecto de mostrar el verdadero rostro de Boko Haram, que no es, como se suele decir, una organización local que actúa en África, en Nigeria, sino que se trata de una organización que tiene vínculos con otras organizaciones terroristas en todo el mundo, especialmente con el grupo Estado islámico. Lo que hay que preguntarse es quién hay detrás de Boko Haram”.

euronews:
Esa es mi siguiente pregunta. No hay demasiada información sobre el número de combatientes que tiene Boko Haram ni sobre sus fuentes de financiación. Sólo se sabe que obtienen dinero através de robos y secuestros.
¿Cree que reciben financiación de países extranjeros?

Idriss Déby, Presidente de Chad:
“Lo que está claro es que tienen apoyo, les financian. Han recibido material, incluido material blindado en el terreno. ¿De quién? eso ya no lo sé”.

euronews:
Pero usted está seguro de que han recibido apoyo exterior…

Idriss Déby, Presidente de Chad:
“Ya me dirá si no, cómo una organización terrorista logra conquistar un tercio de un gran país como Nigeria, con un ejército organizado, con blindados, con operativos muy similares a los un ejército regular. En Nigeria no se fabrican blindados, ni armas. Todo esto no ha caído del cielo”.

euronews:
Hemos visto que grupos cercanos al llamado Estado Islámico también están operativos en Libia. ¿Podría eso abrir un nuevo frente en su frontera norte?

Idriss Déby, Presidente de Chad:
“En 2011, cuando Occidente y la OTAN lanzaron las operaciones militares contra Libia ya les advertí. Yo no sentía un gran amor por Gadafi, pero la manera de sacarlo del poder, que ha dejado un gran país super equipado desde el punto de vista militar, super armado, se decidió sin tomar precauciones. Me refiero a la era post Gadafi, a las medidas para que las armas no salieran de Libia. Desde el asesinato de Gadafi estamos en pie de guerra. Tanto en el norte, como en las otras fronteras las armas circulan, el Estado Islámico se desarrolla, los terroristas también se expanden en Libia. Hay realmente una amenaza física para los países africanos al sur del Sahara”.

euronews:
Chad es un país con mayoría musulmana, usted mismo es musulmán. Como musulmán, ¿qué piensa de la apropiación de su religión por parte del autoproclamado Estado Islámico, o Daesh?

Idriss Déby, Presidente de Chad:
“Tanto el autoproclamado Estado Islámico como Boko Haram y sus actividades están muy, muy, muy lejos del Islam. Para mí es inaceptable, y los musulmanes no deben sólo observar y dejar hacer. Les hemos dejado a su aire mucho tiempo y ahora ha llegado el momento de que los musulmanes se enfrenten a una organización terrorista que no tiene nada, nada, nada de musulmana. No son musulmanes y debemos luchar contra estas personas, los musulmanes deben luchar contra estas personas”.

Luis Carballo, euronews:
La coalición anti Boko Haram está consiguiendo avances reales al desalojar a los islamistas de las ciudades que ocupaban en el norte de Nigeria. Pero, ¿Bastará esto para poder hablar del final cercano de esta siniestra organización? O ¿Está Boko Haram preparando una terrible venganza?

03/04/2015. On our way to the frontline in a military transport plane. Chad's Army used the same plane to bring extra troops and supplies to the frontline

Posted by euronews on Tuesday, 7 April 2015


Luis Carballo estuvo en línea para debatir con los telespectadores su experiencia en Chad y el Norte Nigeria.

Puede seguir la cuenta Twitter de Luis Carballo