Última hora

Última hora

Multitudinario apoyo a la Ley de depuración en Kiev

Jornada de manifestaciones en Kiev. Cientos de personas se han concentrado en frente de la Corte Constitucional de Ucrania para dar su apoyo a la ley

Leyendo ahora:

Multitudinario apoyo a la Ley de depuración en Kiev

Tamaño de texto Aa Aa

Jornada de manifestaciones en Kiev. Cientos de personas se han concentrado en frente de la Corte Constitucional de Ucrania para dar su apoyo a la ley de depuración, que tiene como objetivo purgar a funcionarios vinculados con el gobierno del derrocado presidente Viktor Yanukóvich. El documento, aprobado por el Parlamento en septiembre de 2014, prohíbe que estos altos cargos sean designados para ejercer puestos políticos de cinco a 10 años. Una ley que, según la oposición, es inconstitucional:

“Hay algunas disposiciones de esta ley que incumplen la Constitución de Ucrania. La ley de depuración no tiene en cuenta el principio fundamental de nuestra Constitución, la presunción de inocencia”, comenta Vasyl Nemchenko, diputado del Bloque Opositor ucraniano en el Parlamento.

La Corte Constitucional no ha emitido ningún juicio sobre la constitucionalidad de la Ley de depuración. Sin embargo, el ministro de Justicia ucraniano, Pavlo Petrenko, ha admitido que una parte de los jueces trabajan en la abolición de dicha ley.

“Las personas que están a favor de leyes dictatoriales, es decir, las personas que ocuparon cargos políticos durante el gobierno de Yanukóvich, quieren volver al poder. La mayoría de los jueces de la Corte Constitucional quiere abolir la Ley de depuración porque, según esta ley, esos jueces también deberían ser purgados”.

La ley, cuyo objetivo era restaurar la confianza pública en las autoridades según el presidente Petró Porochenko, provocó la salida de numerosos cargos del gobierno de Yanukóvich en apenas unos meses:

“La Corte ha comenzado a revisar la constitucionalidad de la Ley de depuración más de medio año después de que entrara en vigor. Durante este periodo, 500 oficiales del antiguo régimen fueron despedidos y otros 1.500 renunciaron a sus cargos de manera voluntaria”, comenta Maria Korenyuk, corresponsal de Euronews en Kiev.