Última hora

Última hora

El FMI reconoce señales optimistas pero mantiene su cautela sobre la recuperación económica

Estados Unidos, el Reino Unido y la India no bastan para relanzar la economía mundial. Es una advertencia del Fondo Monetario Internacional, cuyas

Leyendo ahora:

El FMI reconoce señales optimistas pero mantiene su cautela sobre la recuperación económica

Tamaño de texto Aa Aa

Estados Unidos, el Reino Unido y la India no bastan para relanzar la economía mundial. Es una advertencia del Fondo Monetario Internacional, cuyas previsiones de crecimiento mundial para 2015 son del 3,5%, una cifra mediocre e insuficiente, según la directora general Christine Lagarde.

La deceleración de los países emergentes contradice las previsiones realizadas anteriormente por el FMI, especialmente en América Latina, con un cuarto año (consecutivo) de ralentización y con una estimación de crecimiento de apenas el 0,9%.

“Brasil, por ejemplo, tiene crecimiento plano y la previsión para este año es ligeramente negativa. China está frenando, es algo previsible y creo que se trata de una decisión premeditada y política. Rusia no va nada bien y está en números negativos por motivos obvios, como las sanciones y el petróleo”, explicaba Lagarde.

La directora general del organismo ha destacado que las heridas de la crisis financiera aún no se han cerrado en la mayor parte del planeta, aunque hay ciertos puntos positivos: “Los riesgos macroeconómicos han disminuido. Aún existen riesgos, pero si buscamos aspectos positivos, podemos ver que la economía de Estados Unidos, por ejemplo, se está recuperando con bastante fuerza. También hay otros hechos positivos. Vemos que en Europa el Reino Unido está aguantando con fuerza”.

Sobre la Eurozona, Lagarde ha reconocido señales que invitan al optimismo, pero advierte de que la recuperación no se debe basar únicamente en políticas monetarias expansivas. En los últimos meses más de doce bancos centrales, entre ellos Suiza, Suecia o China, han relajado sus políticas monetarias para hacer sus economías más competitivas y alejarse de la deflación.

“La zona euro también muestra señales de recuperación mucho mejores de las que habíamos visto últimamente. Además, Japón está saliendo de una leve recesión y su previsión es al alza”, proseguía.

En cuanto a Grecia, la directora general del FMI ha aconsejado al gobierno de Atenas que trabaje para restaurar la estabilidad económica del país: “Eso se hace revisando las medidas, comprometiéndose con las reformas, calculando cuáles serán los resultados. Es el trabajo tedioso de un ministerio de finanzas en cualquier lugar y de los prestamistas”.

Sobre la posibilidad de aplazar los pagos de Atenas, Lagarde ha respondido simplemente que desde hace treinta años, el FMI no ha concedido algo semejante a ningún país desarrollado.

Entrevista a David Lipton, subdirector principal del FMI

La recuperación europea, las reformas en Grecia y Ucrania y los conflictos regionales

Para profundizar en este tema, hemos entrevistado a David Lipton, subdirector principal del Fondo Monetario Internacional en la sede de la institución en Washington.

Stefan Grobe, euronews: Empecemos con una pregunta sobre economía global. El crecimiento se mantiene lento debido a algunos riesgos sustanciales, como las deudas, el desempleo y la modesta inversión. Pero también está el aspecto de la inseguridad global. Vemos violencia, guerras civiles y terrorismo en Oriente Próximo, África o Ucrania. ¿Hasta que punto supone esto último una amenaza para la recuperación global?

David Lipton: “Estamos en una situación en la que hay más puntos conflictivos a nivel global y más amenazas para la seguridad de lo que hemos podido ver en bastante tiempo, tal vez en una generación. Pero creo que hasta ahora estos acontecimientos no han tenido un impacto que podamos describir como “global”. Hay efectos regionales, ya sea por el conflicto de Ucrania o en Oriente Próximo, pero no vemos efectos globales”.

euronews: ¿Cómo ve la situación en Europa?

David Lipton: “Europa ha salido de la recesión y la Eurozona empieza a crecer de nuevo. Esto es en parte debido al impacto importante y beneficioso de la caída del precio del petróleo, pero también debido a las medidas económicas adoptadas, especialmente a la estrategia de apoyo del Banco Central Europeo. Estamos en un momento de oportunidades en el que, si Europa intensifica sus esfuerzos para apoyar el crecimiento económico, tanto hoy como en el día de mañana, se puede crear un futuro mejor.”

euronews: Me gustaría preguntarle por Grecia. Nadie sabe realmente cuándo Atenas se quedará sin dinero. La estimación general es que será pronto. Las negociaciones entre los acreedores y Grecia no parecen progresar y muchos culpan a los helenos. El FMI forma parte de ese proceso. ¿Cuál es su mensaje para el gobierno griego?

David Lipton: “Si podemos seguir con nuestro diálogo con ellos e intensificarlo y llegar a algún acuerdo sobre las políticas que el gobierno debe aplicar para solucionar sus problemas, entonces habrá formas de proveer financiación que reducirá esta crisis de liquidez.

No estamos sugiriendo que tengan que resolver los problemas griegos con la misma fórmula que el anterior gobierno. Ellos provienen de una plataforma con una perspectiva diferente, pero debemos especificar qué enfoque van a aplicar y especificarlo de la forma más detallada posible para que el mundo, el FMI y sus países miembros puedan sentirse seguros de que están tratando de solucionar sus problemas”.

euronews: Terminemos con Ucrania. El FMI ha aprobado recientemente una financiación de 17.000 millones de dólares para Ucrania. Los detractores dicen que la institución está arriesgando mucho dinero porque el gobierno ucraniano no es serio a la hora de luchar contra la corrupción o de aplicar reformas. ¿Qué piensa de esas críticas?

David Lipton: “El gobierno ucraniano es de carácter bastante reformista. Hay países en los que tenemos que presionar a los gobiernos para adoptar reformas. Sin embargo, este gobierno tiene la voluntad de implantarlas.

Son conscientes del desafío y las amenazas que afronta su país. Son conscientes de su pasado lleno de intentos fallidos de reformas y de decepciones. Su población, teniendo en cuenta los desafíos que afronta su país, está más dispuesta a aceptar reformas, así que están listos para avanzar. Nosotros estamos intentando ayudarles.