Última hora

Última hora

Sudáfrica trata de controlar una ola de ataques racistas

Los extranjeros del país llevan tres días siendo el blanco de ataques de la población nativa acusados de robar el trabajo a los nacionales y atraer

Leyendo ahora:

Sudáfrica trata de controlar una ola de ataques racistas

Tamaño de texto Aa Aa

Los extranjeros del país llevan tres días siendo el blanco de ataques de la población nativa acusados de robar el trabajo a los nacionales y atraer la delincuencia. Y los inmigrantes se han armado para defenderse. Muchos acusan al Gobierno sudafricano de no haber respondido a tiempo y haber permitido así la escalada de violencia.

“Nos odian mucho”, dice un comerciante nigeriano. No sabemos por qué. Porque no estamos robándoles el trabajo, no estamos robando nada. Solamente tratamos de sobrevivir. No sabemos por qué están contra nosotros”.

“Duante el Apartheid apoyamos a Sudáfrica, así que quiero que el Gobierno nos apoye, que sepa que somos uno”, advierte otro inmigrante.

Muchos consideran que el rey zulú, que exigió a los inmigrantes a finales de marzo que se marchen del país, como responsable. Aunque ahora este ha rectficado y se ha reunido con los líderes tribales para tratar de detener la violencia, ya es tarde para muchos propietarios.

Algunos países, como Mozambique, han cerrado sus fronteras con Sudáfrica. En ese país muchos sudafricanos han sufrido represalias: “Los recientes ataques contra extranjeros, en especial contra africanos de otras naciones hermanas va en contra de los logros de nuestro país. Además de ir contra los valores democráticos de la constitución sudafricana”, ha dicho Maite Nkoana-Mashabane, ministra de Relaciones Internacionales de Sudáfrica.

Colectivos sociales y religiosos de Durban organizaron una marcha contra la xenofobia el jueves que un millar de vecinos de la ciudad trató de boicotear. La policía los dispersó con cañones de agua.

Mientras el malestar crece a nivel internacional y varios países vecinos han incluso evacuado a decenas de compatriotas desde Sudáfrica.