Última hora

Última hora

El jefe de Gazprom se entrevista con Tsipras, sin anunciar dinero para Grecia por el futuro gasoducto

Leyendo ahora:

El jefe de Gazprom se entrevista con Tsipras, sin anunciar dinero para Grecia por el futuro gasoducto

Tamaño de texto Aa Aa

Grecia podría obtener dinero de Rusia a través de un proyecto de gasoducto desde el mar Negro, según se desprende de la reunión del director general de Gazprom Alexei Miller en Atenas. Miller se entrevistó con el primer ministro griego, Alexis Tsipras, necesitado de liquidez ante el bloqueo del último tramo de ayuda de Bruselas. Gazprom podría pagar unos 5.000 millones de euros como avance de la futura infraestructura, que debe hacer llegar gas ruso a la Unión Europea. Sería una subvención indirecta, aunque ninguna de las dos partes quiso hablar de dinero ni dio cifras.

“Este proyecto debería hacerse a través de un consorcio ruso-europeo porque hay algunas compañías europeas interesadas en el gaseoducto ‘Turco’”, explicó diplomáticamente Miller. “Se realizará estrictamente dentro de la legislación europea. Me gustaría mencionar que esta legislación nunca ha sido un problema para nosotros”.

Miller se refería indirectamente al frustrado gasoducto ‘Southstream’, que debía pasar por Bulgaria y que la Comisión Europea impidió porque no consideraba claros los acuerdos de Moscú. En este caso, se trata de un gasoducto que a partir del mar Negro entraría en las costas europeas por Turquía y luego continuaría por Grecia. Sería otra forma de esquivar a Ucrania, pasando por el sur.

“El gobierno griego necesita urgentemente dinero y parece determinado a buscarlo donde se encuentre”, recuerda la periodista económica de Euronews en Atenas Symela Touchtidou

En su reciente visita al presidente ruso Vladímir Putin, Tsipras escenificó la posibilidad de conseguir una ayuda de este país como alternativa a su socios de la eurozona. Aunque ninguno de los dos dignatarios hizo manifestaciones en este sentido.

“Sería algo sin precedentes para Rusia pagar una suma de dinero por avanzado para un proyecto con muchas incertidumbres y lejos de haberse cerrado”, advierte el politólogo Konstantinos Filis, jefe del Instituto de Relaciones Internacionales griego. “Si nos quedamos atrapados por una situación en la que Rusia da dinero en función de sus deseos, deberías estar seguro de lo que se espera a cambio”.

De hecho, este nuevo gasoducto todavía no está cerrado ni por Turquía. Y, de forma paralela, se desarrolla el Transanatoliano y Transadriático desde Azerbayán, en el mar Caspio. La tentación griega de apostar por Moscú para compensar sus problemas con Bruselas es algo aun por confirmar.