Última hora

Última hora

La coalición árabe, liderada por Arabia Saudí, pone fin a su operación en Yemen contra los rebeldes hutíes

La campaña de bombardeos de la denonimada “Tormenta de Firmeza” concluye, pero las fuerzas árabes no se retirarán totalmente del país puesto que

Leyendo ahora:

La coalición árabe, liderada por Arabia Saudí, pone fin a su operación en Yemen contra los rebeldes hutíes

Tamaño de texto Aa Aa

La campaña de bombardeos de la denonimada “Tormenta de Firmeza” concluye, pero las fuerzas árabes no se retirarán totalmente del país puesto que seguirá habiendo “operaciones militares”.

“Se han alcanzado los principales objetivos de la operación y los objetivos sobre el terreno, se ha defendido la legitimidad y el pueblo yemení ya no está en peligro como antes”, declaraba el portavoz de la coalición, Ahmed Asiri, quien también ha anunciado el comienzo de una nueva operación bautizada “Devolución de la Esperanza”, cuyo objetivo es reconstruir el país y supervisar el proceso de transición que seguirá al conflicto armado.

Este anuncio se produce el mismo día en que varios bombardeos han dejado 40 muertos, la mayoría civiles. Un puente de la provincia de Ibb ha sido objetivo de un bombardeo en el que al menos 20 personas han perdido la vida.

Según la Organización Mundial de la Salud, desde el comienzo de la ofensiva el pasado 26 de marzo, cerca de 950 personas han muerto y otras 3.500 han resultado heridas.

El Pentágono ha informado de que la decisión de acercar uno de sus portaaviones a las costas de Yemen se debe a la necesidad de controlar el tráfico marítimo en el estratégico paso entre el Golfo de Adén y el Mar Rojo. Nada ha dicho de si esta maniobra tiene que ver con la presencia de un convoy marítimo iraní en la zona.