Última hora

Última hora

Budapest, capital del teatro europeo por unos días

Leyendo ahora:

Budapest, capital del teatro europeo por unos días

Tamaño de texto Aa Aa

La Reunión Internacional de Teatro Madách que se celebra en Budapest ofrece este año 20 producciones procedentes de 13 países. Tras el éxito de la

La Reunión Internacional de Teatro Madách que se celebra en Budapest ofrece este año 20 producciones procedentes de 13 países.

Tras el éxito de la edición anterior, muchos teatros han querido recibir este año la invitación del evento. Puente cultural entre el este y el oeste de Europa, este es el festival de teatro perfecto, aseguran sus organizadores, para reunir a profesionales franceses y macedonios o Italianos y daneses.

“El teatro húngaro no es muy conocido en el mundo como ocurre con la cultura de algunos pequeños países. La riqueza cultural de esos países es a veces mucho más importante que su población o que la extensión de su territorio. Las compañías de teatro extranjeras pueden inspirarse entre ellas. Normalmente nos inspiramos en los demás”, asegura András Kozma, comisario y organizador del evento.

El Teatro Nacional de Macedonia presentó en Budapest la obra “La casa eterna”, la historia de una casa en la que, a lo largo de los siglos, han ocurrido muchas cosas y ha vivido mucha gente. Uno de sus inquilinos
fue el filólogo, historiador y etnógrafo Petkov Miriskov.

“Fue un genio de las lenguas. Dicen que hablaba unas 26 o 27. Petkov Miriskov aprendía idiomas muy rápido. También estudió sánscrito en la Universidad de San Petersburgo. Además, estableció las reglas del macedonio como lengua literaria. Su talento estaba al mismo nivel que el de Mozart. Además, los dos corrieron la misma suerte: murieron jóvenes y pobres”, explica Dejan Projkovski, director del Teatro Nacional de Macedonia.

El Piccolo Teatro de Milán tuvo que ofrecer dos representaciones por el éxito que tuvo entre el público su obra. “Voces desde el interior”, de Eduardo De Filippo, está dirigida por Tony Servillo, el actor protagonista de películas como “La gran belleza” o “Il Divo” de Paolo Sorrentino.
Tony Servillo trabaja en esta ocasión con su hermano Peppe quien interpreta el papel de una excéntrica figura que no habla, solo se comunica a través de la detonación de petardos.

“Cuenta la leyenda que De Filippo se inspiró en un personaje real pero no sabemos si esto es verdad. Sobre el escenario se trata de un personaje más que real, es una pieza clave de la obra. Ya no le interesan las palabras porque cree que no lo acercan a la gente, que no son creíbles, por ello el personaje del tío Nicola se convierte sobre el escenario en el símbolo de toda la obra”, asegura Peppe Servillo.

La compañía ucraniana del Centro de Arte Contemporáneo de Kiev Dakh fue una de las más destacadas del evento.

En su obra, “La jaula del perro”, los actores se preguntan: ¿cuál es la causa de los horrores que vive hoy Ucrania? o ¿quién es responsable del sufrimiento humano?.

“La primera parte de la obra es la distopía de Ucrania. El ex presidente Víktor Yanukovich llegó al poder en 2010, cuando empezamos a trabajar en esta obra. El sentimiento de desesperación que se vivía en ese momento está simbolizado en la jaula del perro”, explica Vladyslav Troitskyi, director del Centro de Arte Dakh.

Por último, el Burgtheater de Viena desató la polémica en Budapest.

Tras la representación de su obra, uno de los actores leyó sobre el escenario un mensaje en el que aseguraba que Hungría se aleja cada vez más del espíritu de la democracia y de Europa.

“Algunos aplaudieron y otros abuchearon al actor. El Teatro Nacional de Hungría ha condenado la acción y espera explicaciones del Burgtheater”, explica Gábor Ács, de euronews.