Última hora

Última hora

El Barcelona logra media Liga en Cornellà

Leyendo ahora:

El Barcelona logra media Liga en Cornellà

Tamaño de texto Aa Aa

El Barcelona dio un paso de gigante hacia el título de Liga. A cinco jornadas para el final del campeonato, el conjunto de Luis Enrique, que sigue con dos puntos de ventaja sobre el Real Madrid, saldó con triunfo el derbi ante el Espanyol en Cornellà, el choque más complicado junto con el del Atlético de Madrid que le quedaba en el calendario. Una victoria basada en la gran actuación del trío Messi, Suárez, Neymar, que volvió a ser decisivo. Más problemas tuvieron los blancos en Balaídos, aunque Javier Hernández Chicharito se vistió de Cristiano Ronaldo para asegurar los tres puntos.

La escuadra barcelonista saltó al campo con una gran determinación. Tanto es así que Neymar tardó solo tres minutos en poner a prueba a Kiko Casilla. Acto seguido el guardameta local volvió a ser decisivo tras neutralizar un cabezazo de Luis Suárez. La insistencia culé tuvo premio ante un Espanyol encerrado en su campo. Jordi Alba colocó un centro raso desde el extremo izquierdo, Suárez lo dejó pasar y Neymar remató el balón a placer para inaugurar el marcador en el 16.

Lejos de levantar el pie del acelerador, el Barcelona siguió mostrando un juego alegre, trufado de grandes combinaciones ante un equipo, el blanquiazul, sin capacidad de respuesta. Corrían los mejores minutos del líder hasta entonces en la Liga, una superioridad que se tradujo en el 0-2 definitivo en el minuto 25. Tras una gran asociación entre Andrés Iniesta y Suárez, Leo Messi recibió el esférico del uruguayo, que se encontraba en fuera de juego, y casi sin ángulo lo envió a las mallas para firmar su tanto 36 en la competición.

Tras la reanudación, el Barcelona pudo ampliar su ventaja tras un uno contra uno de Neymar con Casilla y un disparo de Messi al larguero. Sin embargo, la expulsión de Jordi Alba en el minuto 54 propició que Sergio García, Lucas Vázquez y Stuani gozaran de oportunidades para batir a Claudio Bravo, aunque no las aprovecharon. Con el partido sentenciado Héctor Moreno fue expulsado por protestar y Luis Enrique dio entrada a Xavi, que jugó su partido 500 en Primera División, en sustitución de Iniesta.

El Real Madrid sigue vivo tras ganar a un revoltoso Celta

Por su parte, el Real Madrid hizo los deberes en Vigo y superó al Celta por 2-4. Un resultado que supone la guinda a una gran semana para la plantilla capitalina tras derrotar al Atlético de Madrid en el Santiago Bernabéu y lograr el billete a las semifinales de la Liga de Campeones.

No era un desplazamiento precisamente fácil para el actual campeón continental. Balaídos es, tras el Camp Nou, el escenario que peor se le da al Real Madrid y uno de los campos donde suma un bagaje negativo: los blancos han logrado vencer en 16 de los 48 encuentros que allí se han disputado, por 23 triunfos de los locales.

Los hombres de Carlo Ancelotti siguen aspirando a levantar el título tras controlar a un impetuoso Celta que se adelantó en el marcador por medio de Nolito a los nueve minutos. La alegría de los vigueses duró poco, ya que al cuarto de hora Toni Kroos igualó al materializar un balón huérfano tras una jugada individual de Cristiano Ronaldo.

A partir de entonces el juego de toque de los visitantes tomó una nueva dimensión con el entendimiento sudamericano entre el Chicharito y James Rodríguez. Tras una combinación entre ambos, el mexicano se quedó solo ante Sergio Álvarez y logró el 1-2 tras batir al cancerbero con un disparo cruzado desde el extremo derecho.

Los celtistas no se amedrentaron ante la pegada merengue y devolvieron el golpe a los visitantes con un tanto que volvía a equilibrar el choque, obra de Santi Mina, que tras disparar al poste, introdujo el rebote dentro de la portería defendida por Iker Casillas.
Al borde del descanso, James puso el 2-3 después de que su chut desde fuera del área fuera desviado por Andreu Fontàs y se colara en las redes celestes.

Mucho menos productiva fue la segunda mitad. Los madridistas, cuya principal novedad fue la titularidad de Illarramendi, aguantaron su ventaja sobre un Celta que reclamó un penalti de Kroos sobre Fabián Orellana que el colegiado Pedro Pérez no pitó. A falta de 20 minutos para la conclusión del partido, el delantero de Guadalajara logró su segunda diana para certificar el triunfo de los blancos y confirmar su gran momento de forma.


El Atlético de Madrid golea y afianza su tercera plaza

El Atlético de Madrid pagó su eliminación en la Liga de Campeones con el Elche, al que goleó 3-0 en el Vicente Calderón. Sin embargo, los rojiblancos, que confirman su tercera posición en la tabla, notaron la ausencia de Arda Turán, Juanfran, Mario Mandzukic y Joao Miranda de entrada y no vieron puerta hasta la segunda mitad.

Los primeros 45 minutos estuvieron marcados por un juego insulso, en el que el vigente campeón de Liga cedió durante muchos minutos el esférico al conjunto alicantino.
El primer tanto local coincidió con la entrada, precisamente, de Juanfran, que entró por el lesionado Guilherme Siqueira. En el minuto 54 Antoine Griezmann puso por delante a los de Diego Simeone tras aprovechar un rechace de Przemyslaw Tyton a remate de Koke Resurrección.

Poco después Raúl García anotó la segunda diana. El jugador navarro lanzó un zurdazo que sorprendió al cancerbero polaco. Pero el protagonista de la noche, como en los últimos encuentros, fue el atacante francés del Atlético. Griezmann culminó un doblete en el 77 tras una asistencia de Saúl para sentenciar el encuentro. El ex de la Real Sociedad, que suma 22 goles, logró el récord anotador de un futbolista galo en una temporada en la Liga española tras rebasar los 21 que consiguió Karim Benzema en el periodo 2011-2012.