Última hora

Última hora

Nigel Farage, la sonrisa euroescéptica

Durante la campaña ha pateado las calles para pescar todos los votos posibles. El torbellino antieuropeo y xenófobo de la política británica conoce

Leyendo ahora:

Nigel Farage, la sonrisa euroescéptica

Tamaño de texto Aa Aa

Durante la campaña ha pateado las calles para pescar todos los votos posibles.

Punto de vista

Somos el único partido en estas elecciones generales que quiere un acuerdo comercial con Europa, queremos ser buenos vecinos de nuestros amigos europeos, y buscamos desesperadamente un referéndum para liberar a este país de la unión política

El torbellino antieuropeo y xenófobo de la política británica conoce bien las peculiaridades del sistema electoral de su país.

A sus 51 años, “Nigel Farage“http://www.ukip.org/about_nigel, el líder del Partido por la Independencia del Reino Unido ha intentado transformar su imagen de provocador.

Su mensaje ha calado hondo entre cierto sector del electorado, obligando al resto de partidos a navegar entre el euroescepticismo.

“Somos el único partido en estas elecciones generales que quiere un acuerdo comercial con Europa, queremos ser buenos vecinos de nuestros amigos europeos, y buscamos desesperadamente un referéndum para liberar a este país de la unión política”, manifestó Farage.

Las últimas elecciones europeas sirvieron para firmar su gran triunfo, quedando por delante de laboristas y conservadores.

Interpreta su victoria como un espaldarazo a su agresividad y se manifiesta convencido de las consecuencias de su gesta: “Es un terremoto”, dijo Farage, “en la política británica, se trata de un resultado excepcional y, pienso, de profundas consecuencias para los líderes del resto de partidos”.

En el Parlamento Europeo forma un grupo euroescéptico de circunstancias con los italianos del Movimiento Cinco Estrellas (M5S) de Beppe Grillo. Un matrimonio de conveniencia roto cuatro meses después.

El globo se desinfla. Un duro golpe para su Partido por la Independencia que insiste en imponer en la agenda política sus temas favoritos, como la inmigración.

Un asunto que genera tanto debate en el Reino Unido como en el resto de Europa. “Vamos a hacer campaña para tener un sistema de puntos como los australianos para decidir quien debe entrar e instalarse en nuestro país”., señaló Farage.

Aunque Farage conservara entre el electorado británico, el apoyo que tuvo en las europeas (26,77%), el sistema uninominal mayoritario a una vuelta perjudica a su formación política en beneficio de los partidos tradicionales.