Última hora

Última hora

Baltimore: el toque de queda evita otra noche de violencia desenfrenada

Disturbios aislados en Baltimore, tras la instauración del toque de queda. El masivo despliegue policial y los llamamientos a la calma de autoridades

Leyendo ahora:

Baltimore: el toque de queda evita otra noche de violencia desenfrenada

Tamaño de texto Aa Aa

Disturbios aislados en Baltimore, tras la instauración del toque de queda. El masivo despliegue policial y los llamamientos a la calma de autoridades locales y ciudadanos lograron que no se repitieran los graves incidentes de la noche anterior. Después del funeral del joven negro Freddie Gray, muerto a manos de la policía durante su detención, se desató una ola de violencia que dejó más de 200 detenidos, 20 agentes heridos, decenas de tiendas saqueadas y la ciudad en llamas.

A las diez de la noche entraba en vigor el toque de queda decretado por la alcaldesa de Baltimore, Stephanie Rawlings, quien sobre el terreno pedía ayuda a las mujeres.

“Te necesito como una madre, una persona madura que me ayude a sacarlos de la calle. Sé que estás sufriendo, lo entiendo, yo también estoy sufriendo”, decía Stephanie Rawlings a una manifestante.

Una decena de personas fueron detenidas por no respetar el toque de queda, frente a los 235 arrestados el lunes.

“Estamos tratando de hablar con los que parecen ser más violentos esta noche y estamos tratando de rezar con ellos, discutir, ayudarles a superar esto”, declaraba un sacerdote.

euronews: “¿Cuál es su sentimiento esta noche?”.

“Queremos paz en nuestra ciudad. Ese es mi sentimiento”, respondía un manifestante.

La policía utilizó granadas de humo y gas pimienta para dispersar a grupos de agitadores.

Una noche tranquila comparada con la que siguió al funeral de Freddie Gray, el lunes.

“Hasta ahora, Baltimore se ha librado de una segunda noche de violencia. Sólo un pequeño grupo de alborotadores se enfrentó a una impresionante fuerza policial. Pero es imposible decir qué pasará los próximos días”, ha señalado el enviado especial de euronews a Baltimore, Stefan Grobe, corresponsal de euronews en Washington.