Última hora

Última hora

El Barcelona humilla al Córdoba (0-8) y Cristiano Ronaldo da la victoria al Real Madrid en Sevilla

Leyendo ahora:

El Barcelona humilla al Córdoba (0-8) y Cristiano Ronaldo da la victoria al Real Madrid en Sevilla

Tamaño de texto Aa Aa

Las jornadas de Liga española se van sucediendo y el Barcelona se sigue mostrando implacable a base de goleadas. Tras vencer al Getafe por 6-0 en el Camp Nou en el último partido, los hombres de Luis Enrique humillaron a un Córdoba, que es matemáticamente equipo de Segunda División, en el Nuevo Arcángel por 0-8.

Una goleada que insufla más moral si cabe al conjunto catalán, que se prepara para recibir al Bayern de Múnich en las semifinales del Camp Nou este miércoles, cuando solo quedan tres partidos por jugarse en el campeonato doméstico. Más sufrido fue el triunfo del Real Madrid en casa del Sevilla. Cristiano Ronaldo volvió a ser la estrella blanca con un trío de goles que dio los tres puntos a los blancos (2-3), que siguen a dos de su máximo rival. Un triunfo de prestigio, ya que los blancos cortaron la histórica racha de los andaluces de 34 partidos sin perder en su feudo. La última vez que cayeron en casa fue contra el Barcelona en febrero de 2014.

El partido comenzó con dominio de los visitantes, que se hicieron con el control del balón, aunque no crearon prácticamente peligro durante la primera media hora de juego. A partir de entonces, los azulgranas miraron a la portería rival y Neymar a punto estuvo de inaugurar el marcador al enviar el balón al palo tras una asistencia de Leo Messi.

Tan solo un minuto más tarde Andrés Iniesta probó suerte con un disparo desde fuera del área que acabó controlado por Juan Carlos. Menos suerte tuvo el guardameta local en el 42. Tras asistir a Neymar, Messi repartió otro gran pase, esta vez a Ivan Rakitic, que recibió el esférico en el área y con un fuerte derechazo lo envió a las mallas blanquiverdes para lograr su quinta diana en Liga.
El Barcelona prosiguió su ofensiva ante un Córdoba afectado por el tanto. Los catalanes tocaron y combinaron con facilidad, con un centro del campo formado por Busquets, el jugador croata e Iniesta que marcó el tempo del encuentro. En la última jugada de la primera parte, el manchego envió un centro que Luis Suárez empujó con la pierna derecha para hacer el 0-2.

Tras la reanudación, el Barcelona salió con ganas de gustarse y de sentenciar el encuentro. Tanto es así que Messi de cabeza hizo el tercero para el líder. Tan solo seis minutos más tarde, Suárez decidió unirse al festival culé con el 0-4. El uruguayo logró el doblete tras cabecear un centro de Dani Alves que acabó con el balón dentro de la portería local tras golpear el poste derecho.
Corrían los mejores minutos de los azulgranas, que poco después pudieron hacer el quinto, pero Neymar falló un remate libre de marca ante Juan Carlos tras recibir un buen centro de un inconmensurable Suárez. Luis Enrique aprovechó entonces para dar entrada a Xavi en sustitución de Iniesta. Con el de Terrassa sobre el césped llegó la ‘manita’. Gerard Piqué, en el minuto 65, remató de cabeza un córner sacado por Rakitic.

Dos minutos más tarde, una contra comenzada por Messi acabó en un disparo desde fuera del área del argentino que no fue entre los tres palos. Una jugada que fue inmediatamente seguida de una buena oportunidad de Suárez, que fintó a Íñigo López pero acabó realizando un chut que se marchó por poco fuera del arco andaluz.
Tras un disparo del Córdoba que acabó demasiado alto, Messi, que falló un remate a centro de Pedro, empujó un balón suelto dejado por Suárez ante Juan Carlos en el área pequeña para marcar su gol número 40 en Liga. El 0-6 pasó rápidamente al 0-7 después de que Clos Gómez pitara penalti de Adrián Gunino sobre Neymar. El brasileño engañó a Juan Carlos ante la alegría de los aficionados culés que asistieron al espectáculo.

Suárez no quería irse del Nuevo Arcángel sin lograr su primer ‘hat trick’ con la elástica azulgrana. A dos minutos para que se llegara al tiempo reglamentario, el charrúa anotó el tercer tanto en su cuenta particular y cerró el carrusel de goles de la entidad barcelonesa con el 0-8 después de aprovechar un balón suelto que tocó en un defensa.

Cristiano Ronaldo mantiene vivo al Real Madrid en la Liga

Más complicado lo tuvo el Real Madrid en el Sánchez-Pizjuán. Los hombres de Carlo Ancelotti se jugaban la Liga en la capital andaluza y no fallaron gracias a la estelar actuación, una vez más, del vigente Balón de Oro, Cristiano Ronaldo. El delantero portugués, que acabó con un ‘hat trick’ que le permite seguir al frente de la clasificación de máximos goleadores de la competición, permitió que la escuadra capitalina siga soñando con el título.


El equipo merengue empezó bien el partido, con una clara ocasión de Cristiano Ronaldo, que remató a bocajarro un centro de Marcelo. Sin embargo, Sergio Rico evitó el gol con una gran parada. A pesar del potencial visitante, el Sevilla no se amilanó y le devolvió la jugada. En el minuto 14 Casillas evitó que el equipo del Nervión tomara ventaja tras bloquear un balón de puntera de Aleix Vidal a pase de Reyes.

El Madrid no mostró un juego sólido, pero se hizo dueño del balón y pareció, por momentos, controlar un encuentro de ida y vuelta. Con un Krychowiak tocado tras un choque de cabezas con Sergio Ramos, el Madrid se sintió algo más cómodo en la zona media, lo que acabó propiciando el primer gol del partido. Cristiano Ronaldo cabeceó un centro de Isco desde la izquierda en el 36 que desató la alegría entre los madridistas que acudieron al templo sevillista.

Cuando el banquillo blanco aún se congratulaba por el tanto inicial, el luso puso el 0-2. En apenas dos minutos el atacante volvía a golpear a los locales con un tanto de puntera después de que Javier Chicharito Hernández lo peinara a centro de James Rodríguez y le quedara en óptimas condiciones al 9 del Real Madrid.

El segundo tanto cayó como un jarro de agua fría entre jugadores y seguidores hispalenses. Aun así, el conjunto de Unai Emery no tiró la toalla y con más pundonor que fútbol logró que a los blancos se les apareciera el fantasma de la remontada, como ya le ocurrió al Barcelona hace una semana. Tras un aviso de Stephane M’Bia, Jose Luis González castigó con penalti una entrada de Ramos sobre Vidal que Carlos Bacca transformó justo antes del descanso.

Tras la reanudación un Sevilla crecido pudo empatar el encuentro, pero M’Bia cabeceó fuera un saque de esquina. Los locales arrebataron el control del duelo a los blancos y Reyes, con un disparo lejano que se fue arriba, volvió a meter miedo a la entidad presidida por Florentino Pérez.

La entrada de Gareth Bale al terreno de juego en el minuto 66 cambió las cosas. El galés, que casi no había tocado balón, fue el artífice del tercer tanto de los visitantes. El exjugador del Tottenham se sacó un centro tras una jugada individual en el extremo derecho y Cristiano Ronaldo engrosó su lista de goles, con 42, con un gran cabezazo desde el segundo palo ante el que nada pudo hacer Sergio Rico.

Con el 1-3 en el luminoso y con Toni Kroos amenazando el arco del Sevilla con varios chuts, Emery se vio forzado a mover el equipo y dio entrada a Vicente Iborra y Kevin Gameiro. Una decisión que pronto dio sus frutos ya que el centrocampista valenciano recortó distancias tras aprovechar un pase de la muerte de Vidal dentro del área a falta de 10 minutos para llegar al final del encuentro.

El Sevilla se lanzó descaradamente a por el empate. El conjunto del Nervión rozó el 3-3 pero Casillas sacó un remate de Gameiro que Denis Suárez intentó resolver, aunque el esférico se marchó pegado al poste. Fue la última ocasión para lograr la igualdad ante un Real Madrid que este martes jugará la ida de las semifinales de la Liga de Campeones en Turín ante una Juventus que ganó el Scudetto número 31 de su historia.

Los errores arbitrales desquician al Atlético de Madrid

El Atlético de Madrid no pudo sumar su cuarto triunfo consecutivo que prácticamente le habría asegurado la tercera plaza. El vigente campeón de Liga empató sin goles ante el Valencia en el Vicente Calderón en un duelo marcado por la actuación arbitral. Jaime Latre anuló tres goles al conjunto colchonero, al menos dos de ellos mal invalidados.

Ambas escuadras protagonizaron un duelo lleno de intensidad, marcado por una alta capacidad de esfuerzo físico enfocado más a dificultar el juego del rival que a crear un fútbol ofensivo y vistoso. A pesar de que no hubo apenas peligro en ninguna de las dos áreas durante más de media hora en la primera parte, los de Simeone fueron más insistentes a la hora de buscar el gol. Raúl García y Fernando Torres a punto estuvieron de abrir la lata, mientras que el colegiado anuló correctamente un tanto de Antoine Griezmann antes del descanso.

El Atlético no cesó en su afán de adelantarse ante los suyos y creó un par de ocasiones que finalmente no acabaron en gol. Tras una buena jugada de Tiago, Griezmann vio cómo el árbitro le anulaba otra diana, esta legal. Ante la inamovilidad del marcador Simeone decidió dar entrada a Arda Turan y Mario Mandzukic por Raúl García y El Niño.

La escuadra local fue a por el partido, pero se volvió a topar con otra decisión arbitral que puso de los nervios a jugadores y seguidores. Latre volvió a inhabilitar de forma equivocada otro tanto del exjugador de la Real Sociedad, que volvió a intentarlo por última vez, aunque entonces fue Iago Herrerín el que evitó que el tanto indio acabara decantando el duelo.