Última hora

Última hora

Bailar de manera más segura gracias a la ciencia

Leyendo ahora:

Bailar de manera más segura gracias a la ciencia

Tamaño de texto Aa Aa

Un grupo de danza polaco ha cambiado los escenarios por un laboratorio para ayudar a un grupo de científicos que estudia las presiones físicas que

Un grupo de danza polaco ha cambiado los escenarios por un laboratorio para ayudar a un grupo de científicos que estudia las presiones físicas que realizan los bailarines mientran se mueven.

La investigación se está llevando a cabo en la Universidad Tecnológica de Silesia. Los bailarines deben llevar puesto un traje equipado con sensores. El espectáculo se desarrolla sobre un suelo especial que mide su fuerza.

Tras los primeros análisis, los científicos aseguran que la reacción vertical de la fuerza ejercida sobre el suelo puede alcanzar diez veces el peso del bailarín.

“Hemos desarrollado un modelo matemático que nos permite medir la fuerza que generan los músculos de los bailarines y la reacción en las articulaciones. Los resultados que hemos obtenido en este experimento también nos ayudarán a realizar simulaciones numéricas de la dirección del peso sobre las articulaciones y la fuerza que generan los músculos”, explica Robert Michnik, uno de los responsables de la investigación.

Estos científicos aseguran que cuando comenzaron a desarrollar este estudio sabían que los resultados indicarían un enorme peso del cuerpo, sobre todo dependiendo del suelo en el que se realizasen los movimientos. Un enorme contraste, afirman, con los saltos ligeros y elegantes de estos bailarines. Saltos que exigen un gran esfuerzo.

“Esta investigación me ha ayudado a darme cuenta de que la danza exige un esfuerzo enorme. Nuestro cuerpo es pesado. No sabía que mis huesos y mis articulaciones podían soportar tanto peso”, explica el bailarín Piotr Ozga.

Este estudio ayudará a los bailarines a llevar a cabo su trabajo de modo más seguro al identificar la mejor manera de realizar sus movimientos reduciendo el riesgo de osteoporosis.