Última hora

Última hora

Budapest, capital del cómic por un día

Leyendo ahora:

Budapest, capital del cómic por un día

Tamaño de texto Aa Aa

Budapest celebró el pasado fin de semana la undécima edición de su Festival de Cómics. El evento dura apenas un día. Lo suficiente, aseguran sus

Budapest celebró el pasado fin de semana la undécima edición de su Festival de Cómics. El evento dura apenas un día. Lo suficiente, aseguran sus organizadores, para darse cuenta de que hoy en Hungría los cómics para adultos son mucho más populares que aquellos destinados a los niños.

Hace unas décadas muchos niños húngaros empezaban a leer gracias a los cómics. Pero eso era cuando no había televisión en todas las casas, aseguran los responsables del festival. Ni televisión ni videojuegos. Ahora esos niños han crecido y a pesar de los años, siguen leyendo historietas.

“A mí no me gustan los cómics japoneses, por ejemplo, prefiero los estadounidenses o los europeos porque son más realistas. Para mí son mucho más creíbles”, asegura una chica.

En Budapest muchos amantes del cómic acudieron al festival disfrazados de su personaje favorito. Los dibujantes por su parte aprovecharon para mostrar su trabajo al público.

“Esta es la zona favorita de los dibujantes en el festival, explica Gábor Molnár, autor de cómics. Aquí podemos dibujar algo para los visitantes si así lo desean. Podría dibujar solo para mí pero me gusta hacerlo para los demás. Yo ya tengo mucho material en mi casa. Ahora estoy dibujando un personaje femenino para mi próximo cómic”.

En Hungría los cómics que más se leen siguen siendo los de superhéroes.

El dibujante de origen holandés Typex ha dedicado su nuevo trabajo a los últimos días de la vida de Rembrandt. Nada que ver con los típicos superhéroes de las historietas, asegura el artista.

“No, Rembrandt no es exactamente un superhéroe. Es demasiado gordo y bastante viejo pero tiene superpoderes, de eso estoy seguro. No es que a mí no me gusten los superhéroes pero no crecí con ellos. Me gusta contar historias de manera original, diferente, así puedo dibujar lo que me apetece”, explica.

La artista checa Lucie Lomová, comenzó su carrera dibujando historietas para niños. El protagonista de su último trabajo es un detective. Lomová asegura que en la República Checa se vive ahora la misma situación que en Hungría.

“Tanto en Hungría como en la República Checa muy poca gente se interesa por los cómics por ello es difícil publicarlos en nuestra propia lengua. Pero creo que la situación está mejorando, al menos en mi país. Ahora se está viviendo, digamos, un boom”, asegura Lomová.

En Hungría esperan ahora que ocurra lo mismo que en la República Checa: que la situación de los profesionales del cómic mejore gracias, sobre todo, a las nuevas generaciones.