Última hora

Última hora

Los soldados de la minoría húngara en el ejército ucraniano

Leyendo ahora:

Los soldados de la minoría húngara en el ejército ucraniano

Tamaño de texto Aa Aa

El pasado 16 de febrero, tras semanas de rudo combate, los separatistas prorrusos expulsaron a las tropas ucranianas de Debálstevo. Apenas cinco días antes, la cumbre de Minsk concluía con medidas para reforzar el alto el fuego.

Peter Filipovics es soldado en el ejército ucraniano. Procedente de la minoría húngara, llegó al este de Ucrania desde la región Transcarpacia, en el eeste del país.

Peter Filipovics, soldado:
“Justo cuando acordaron reforzar el alto el fuego, la llamada reconquista de Debáltsevo estaba en pleno apogeo. Ya se puede imaginar lo que se notó en el terreno el compromiso de los líderes políticos para cumplir el Protocolo de Minsk.”

Uzghorod es la capital regional de Transcarpacia. Antes húngara, la ciudad es ahora de mayoría ucraniana. Está muy cerca de la frontera con Eslovaquia, y a sólo 26 kilómetros de Hungría. Para muchos representa una puerta a la Unión Europea y a sus ideales.

Aunque suene idílico, aquí las minorías húngara, eslovaca, rusa y alemana cohabitan respetando la diversidad de culturas y la religiones de los demás.

Attila Sterr, periodista:
“Uzghorod es una ciudad multicultural. Aquí nunca se ha marginado a nadie por su lengua materna. Si hay tensiones, son importadas, de fuerzas externas vienen aquí.”

Laszlo Brenzovics, el único diputado de la minoría húngara en el Parlamento de Kiev, afirma que aún lejos del frente, los efectos de la guerra se dejan sentir en la región.

Laszlo Brenzovics, diputado de la minoría húngara en el Parlamento ucraniano:
“La guerra se nota en Transcarpacia igual que en otros lugares de Ucrania. Hay reclutamientos en marcha y cientos de personas participando en las operaciones en el este del país.”

Peter Filipovics regresó de la zona de combate hace un par de semanas. Asegura que para él era natural ir al frente y luchar por Ucrania porque vive allí. En su unidad la mayoría de los soldados hablan ruso, aunque todos, excepto él, son ucranianos. Combaten contra soldados que también hablan ruso, y esa es la única certeza que tienen sobre el enemigo.

Peter Filipovics:
“Necesitan abrirse camino hasta Crimea. Es decir, necesitan Donbás, necesitan Donetsk y Lugansk … pero el objetivo principal es un camino continental hacia Crimea. Rusia les apoya, me refiero a las municiones, al equipamiento técnico y a los efectivos, no es que les proporcionen pan o latas de conservas. Los separatistas prorrusos no obedecen órdenes. Bueno, en sus unidades sí, tienen comandantes, pero no escuchan a nadie más.”

Pero, ¿quién ayuda a los soldados ucranianos que defienden su país? Según Filipovics, principalmente voluntarios.

Peter Filipovics:
“El Gobierno no ayuda mucho. Ayuda, pero no tanto como la gente sencilla, los voluntarios. Cada semana llegan en autocar y distribuyen ropa u otros bienes, excepto municiones. Y también otros equipos, por ejemplo, cámaras térmicas. Esto es una guerra, como en las películas, pero aquí se dispara de verdad.”