Última hora

Última hora

Ucrania: el conflicto en el este repercute en la economía del oeste

Leyendo ahora:

Ucrania: el conflicto en el este repercute en la economía del oeste

Tamaño de texto Aa Aa

La economía ucraniana sigue en apuros. El FMI exige amplias reformas y medidas contra la corrupción a cambio del programa de rescate. Los cambios son lentos y los ciudadanos solo sienten que los precios se han incrementado drásticamente, desde las medicinas hasta los alimentos.

Transcarpatia es la región más occidental de Ucrania. Pero, incluso allí, en el otro extremo del país, sienten los efectos del conflicto en el este.

“Al igual que toda Ucrania, Transcarpatia siente los efectos de la guerra, porque el país está en guerra. Las ventas de los minoristas cayeron un 25% este año. La situación aquí no es tan mala como en el este del país, donde están teniendo lugar los enfrentamientos, pero la gente lo siente todos los días”, explica el economista Oszkar Balogh.

La mayoría de sus ciudadanos trabajan en la agricultura, el turismo y en el sector servicios, pero desde el inicio del conflicto se han perdido muchos puestos de trabajo. La industria no tiene un papel relevante en esta región.

Beatrix Asboth, euronews:
“Transcarpatia nunca estuvo entre las regiones más ricas de Ucrania, pero la guerra ha deteriorado la situación. La gente suele ganar 120 euros al mes. Los inversores extranjeros y los turistas no vienen a la región a pesar de que la guerra está muy lejos de aquí”.

“Desde que estalló la guerra el turismo cambió. Por ejemplo, los turistas húngaros ya no vienen. El año pasado solo recibimos a un par de grupos. Los ucranianos vienen cada fin de semana”, explica Klara Fazekas, propietaria de una pensión.

La región perteneció durante varios siglos a Hungría. Hoy en día, más de 150.000 húngaros viven en Transcarpatia y reciben ayuda económica de Budapest. Para algunos, es su única fuente de ingresos.

“Recibimos ayuda de Hungría a través de un programa especial. Principalmente son fondos estatales. El Gobierno húngaro lanzó un programa por ejemplo, para la comida de los niños o apoyo a los profesores. Recibimos dinero y las comunidades lo emplean en aquello que consideran más necesario”, cuenta el alcalde de Gecha, Andras Mester.

La economía ucraniana cayó un 15% en este primer trimestre del año a pesar del alto el fuego alcanzado en febrero entre Kiev y los separatistas prorrusos.

Sin embargo, con las ayudas financieras que recibirá el país en los próximos años para estabilizar su economía, el Fondo Monetario Internacional estima que la contracción anual en este 2015 será de un 5,5%.