Última hora

Última hora

Drones para proteger a los elefantes

Leyendo ahora:

Drones para proteger a los elefantes

Tamaño de texto Aa Aa

Este drone sobrevuela el parque nacional de Tarangire en Tanzania para alejar a esta manada de elefantes del peligro. Gracias al sonido que emite

Este drone sobrevuela el parque nacional de Tarangire en Tanzania para alejar a esta manada de elefantes del peligro.

Gracias al sonido que emite, parecido al de las abejas, estos mamíferos escapan de zonas controladas por los humanos donde los animales pueden resultar heridos e incluso morir.

Esta nueva tecnología es una forma de proteger a los elefantes en los parques nacionales de África.

Según la experta de Nadia De Souza de ‘Biodiversity and Wildlife Solutions’, las primeras pruebas con el dron han sido positivas: “Los elefantes están respondiendo muy bien, es decir, en todas las pruebas que hemos realizado se han alejando del drone rápidamente, tanto aquellos que estaban dentro de las tierras de cultivo como los que estaban cerca de ellas.
Como digo, los resultados de las pruebas son muy positivos pero tenemos que seguir trabajando para disponer de estadísticas más fiables”.

El biólogo David Olson cree que muy pronto estos animales podrán reconocer el sonido del drone. Por ello han estado entrenando a los guardas del parque con aviones no tripulados que llevan pimienta picante, uno de los repelentes de elefantes más eficaces.

David Olson, biólogo en ‘Biodiversity and Wildlife Solutions’ opina:
“Creo que los elefantes son los suficientemente inteligentes como para saber que por la noche, cuando van a los campos de cultivo a comer melones o maíz, las abejas no están. Por eso, ahora, estamos lanzando un poco de pimienta para alejarles”

Olson cree que los drones son una buena opción para proteger a los elefantes porque su manutención es barata y no corren ningún riesgo de estrellarse.

Los investigadores del parque nacional de Tarangire creen que los drones son seguros para los elefantes y los guardabosques. De esta forma los vigilantes del parque no tienen que interactuar tanto con los elefantes y así reducir el peligro que conlleva.