Última hora

Última hora

Obama arrasa en Twitter y muestra como lograr votos con 140 caracteres

Leyendo ahora:

Obama arrasa en Twitter y muestra como lograr votos con 140 caracteres

Tamaño de texto Aa Aa

El uso de las redes sociales entre celebridades y políticos es cada vez mayor, pero día a día está alcanzado cotas cada vez más altas. Prueba de ello es que el pasado lunes Barack Obama estrenó en Twitter cuenta personal como presidente de los Estados Unidos (@POTUS) y batió el récord mundial de mayor rapidez a la hora de alcanzar el millón de seguiores o followers en la red social de los 140 caracteres.

En menos de cinco horas desde su primer ‘tuit’, en el que aseguraba que “realmente” era él, el inquilino de la Casa Blanca alcanzó la cifra, desbancando al actor Robert Downey Jr. (@RobertDowneyJr)., quien la ostentaba desde 2014 tras haber tardado más de 23 horas en conseguirlo. Mediada la tarde de este miércoles, la nueva cuenta de Obama, que gestinoa el mismo pero que está ligada al puesto de presidente, superaba ya ampliamente los dos millones pese a haber publicado únicamente tres mensajes.


Viendo la efectividad con la que el actual presidente estadounidense se vale de las redes sociales, es lógico deducir que se ha convertido en un ejemplo a seguir. Antes de lanzar @POTUS Obama ya contaba con otra cuenta en Twitter, @BarackObama, gestionada por su equipo.

En ella el que fuera senador por Illinois se acerca a los 60 millones de seguidores, siendo el único político que se acerca a las cifras de las grandes estrellas del mundo del entretenimiento, como Katy Perry (@katyperry), que es la persona con más followers del mundo, con casi 70 millones, o el cantante canadiense Justin Bieber (@justinbieber), que ocupa la segunda plaza.

Obama muestra así una clara ventaja respecto al resto de políticos, como el primer ministro indio Narendra Modi (@narendramodi), que le sigue en esta particular clasificación, y más aún del actual presidente español, Mariano Rajoy (@marianorajoy), que ni se acerca al millón de followers tras unirse a la red social en 2011. Hay que destacar que entre los líderes europeos, el primer puesto se lo lleva el primer ministro italiano, Matteo Renzi (@matteorenzi), a quien precisamente la revista Time describió en su momento como el “Obama europeo”.

Obama, un pionero

Sin embargo, Obama no sirve como ejemplo a seguir únicamente por su política de comunicación en las redes sociales desde que llegó a la presidencia. De hecho, su mayor logro fue el uso en su momento de las posibilidades que ofrecía el mundo virtual para imponerse en las primarias demócratas de 2008, una victoria que supuso su primer paso hacia la Casa Blanca.

Pese a comenzar en una posición de inferioridad debido a una trayectoria política más corta que la de sus rivales, consiguió erigirse como una figura popular gracias a su presencia ‘on line’, hasta el punto de imponerse a candidatos como Hilary Clinton o Joe Biden.

Según indica en un artículo la web socialnius.com, Obama alcanzó los dos millones y medio de seguidores en Facebook, 115.000 en twitter y 50 millones vieron 14 millones de horas de sus vídeos de campaña en youtube. Todo ello en una época en la que el uso de estas plataformas estaba limitado principalmente a los ordenadores ya que su uso en dispositivos como los teléfonos inteligentes estaba muy lejos de los niveles de hoy en día, en los que contamos con una accesibilidad prácticamente ilimitada.

Semejante presencia bastó para contrarrestar su menor popularidad inicial y supuso, lógicamente, un importante empujón a la hora de lograr donaciones. Las cifras sin duda supusieron un vuelco a las primarias demócratas y le valieron a Obama la descripción de “adelantado a su tiempo” en lo que respecta al uso de las redes sociales en política.

El impacto fue semejante, como describe Javier González, CEO de Magna Coaching, en el mismo texto de socialnius.com, al que tuvo la irrupción de la televisión en los años 60 en la batalla por la Casa Blanca. Tras décadas de presencia únicamente en las radios y la prensa escrita, la posibilidad de aparecer en la pequeña pantalla le valió a Kennedy – gracias a su arrolladora imagen – la victoria frente a Nixon.

Los errores de la ‘Tuitplomacia’

Sin embargo, las ventajas que ofrecen redes sociales como Twitter, especialmente el contacto directo, sin mediadores, también pueden convertirse en una trampa. Muchos políticos cuentan con equipos que analizan cada frase al milímetro antes de publicarla. Sin embargo, otros, como es el caso de Obama conla citada cuenta @POTUS, optan por manejar sus perfiles de forma personal

Ello conlleva el riesgo, como ya explicó en su momento a euronews Nacho Silván, de la empresa de asesoría para deportistas ImagoSport, de que se lancen mensajes de los que uno después se pueda arrepentir.

Es el caso de la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner (@CFKArgentina), que en un viaje a China para fomentar las relaciones comerciales, decidió bromear en la red social con la manera de hablar de sus anfitriones. Evidentemente, el ‘tuit’ desperto una oleada de críticas de racismo.


La solución perfecta para evitar un desliz semejante la ha encontrado Angela Merkel. En toda su trayectoria política, la canciller alemana no ha publicado ni un único mensaje susceptible de ser criticado. ¿Cómo lo ha hecho? Muy sencillo. Merkel no cuenta con un perfil oficial en Twitter. Cero ‘tuits’ igual a cero errores.