Última hora

Última hora

Polonia elige entre el entendimiento y el enfrentamiento con la Unión Europea

Polonia elige presidente en segunda vuelta este domingo con las encuestas dando a los dos candidatos un empate técnico. Las estimaciones arrojan que

Leyendo ahora:

Polonia elige entre el entendimiento y el enfrentamiento con la Unión Europea

Tamaño de texto Aa Aa

Polonia elige presidente en segunda vuelta este domingo con las encuestas dando a los dos candidatos un empate técnico. Las estimaciones arrojan que el actual presidente Bronislaw Komorowski, en el cargo desde 2010 y aspirante a revalidar su mandato, lleva una reducidísima ventaja.

(El 24 de mayo danos tu voto. Solamente juntos podemos ganar esta elección. Hagámoslo por Polonia. Pásalo)

Komorowski ha ganado puntos en este tramo final de la campaña después de no obtener el resultado esperado en la primera vuelta. Algunos incluso le acusaron de no implicarse en la campaña. El actual presidente respalda las reformas económicas y las políticas liberales y aperturistas del Gobierno de centro-derecha. A menos de un punto se sitúa Andrzej Duda, quien fue el ganador de la primera vuelta también por estrecho margen. Candidato de línea más dura, es partidario de un proteccionismo económico y la defensa de los intereses nacionales frente a las corporaciones extranjeras.

(A todos aquellos que me han apoyado durante la campaña y aquellos que se han acercado de todo corazón ¡GRACIAS! ¡Sois geniales!)

Polonia vive con el Gobierno de Plataforma Ciudadana, que llegó al poder en 2007, una luna de miel con la Unión Europea y Alemania y la llegada de Duda podría ponerle punto final en muchos aspectos. Duda ha dicho que revisará las relaciones con Berlín y que Polonia debe ser independiente ante las premisas europeas que pretenden limitar el uso del carbón, mineral del que actualmente se obtiene el 85% de la electricidad en el país centroeuropeo.

A su ‘favor’ tiene que la emigración de jóvenes y las diferencias sociales siguen aún siendo palpables sumado a los bajos y al aumento en la edad de jubilación: parte de la sociedad polaca no se sienta partícipe de ese ‘milagro’ económico del que presume el Gobierno liberal. Duda ofrece nuevas recetas económicas: nuevos impuestos para los bancos y las grandes superficies comerciales, en su mayoría de capital extranjero, para proteger los intereses nacionales.

Dos tercios del mercado bancario polaco están en manos foráneas, con el español Grupo Santander como uno de los actores principales. De hecho Duda ha declarado que su objetivo es que “los bancos no reinen en Polonia” y que, además, trabajará para que vuelvan a ser controlados por capital polaco.

Bronislaw Komorowski califica a Duda de “integrista ideológico” por su cercanía a los valores tradicionales de la Iglesia Católica. Komorowski reduce la elección de sus conciudadanos a dos modelos de país: uno “con valores medievales”, en referencia a las propuestas de Duda, o uno reformista.