Última hora

Última hora

Comienza en Teherán el juicio contra el periodista estadounidense-iraní Jason Rezaian

Finaliza en Irán la primera jornada del juicio a puerta cerrada contra el periodista estadounidense-iraní Jason Rezaian. El jefe de la delegación del

Leyendo ahora:

Comienza en Teherán el juicio contra el periodista estadounidense-iraní Jason Rezaian

Tamaño de texto Aa Aa

Finaliza en Irán la primera jornada del juicio a puerta cerrada contra el periodista estadounidense-iraní Jason Rezaian. El jefe de la delegación del Washington Post en Teherán, detenido el pasado julio, está acusado de espionaje, recopilación de información confidencial y colaboración con Gobiernos hostiles.

“Un juicio secreto, cerrado, muestra el miedo que tiene Irán de mostrar que no tiene pruebas”, asegura el hermano del periodista. “Creo que están avergonzados por ello. Lo están desde hace diez meses. Es muy raro que el sistema judicial iraní, el Gobierno iraní, mantenga el caso en secreto en lugar de usarlo como propaganda contra la gente”.

El Washington Post considera las acusaciones absurdas e insultantes. Estima que su reportero es utilizado como peón en las luchas internas de Teherán ante las negociaciones sobre el polémico acuerdo nuclear con las potencias mundiales.

“Esperamos que cualquier tribunal que vea estas acusaciones y sea imparcial absuelva inmediatamente a Jason y a su esposa, también acusada, y les libere”, comenta un responsable del diario. “Pero el proceso ha sido tan opaco, tan claramente injusto hasta ahora que estamos muy preocupados”.

La esposa de Rezaian, Yeganeh Salehi, corresponsal de un diario emiratí, fue detenida junto a su esposo. En libertad bajo fianza, será juzgada en otro proceso de unos cargos aún no especificados.

Rezaian está siendo juzgado por un Tribunal Revolucionario Iraní, cortes encargadas, según la prensa local, de casos relacionados con la seguridad nacional.

La administración estadounidense, asociaciones defensoras de los Derechos Humanos y más de 400 000 firmas han pedido la inmediata liberación de la pareja.

Según Reporteros sin Fronteras, en Irán hay 65 periodistas y blogueros detenidos acusados de difundir falsedades o atentar contra el Estado.

Editorial del Washington Post sobre el caso de Jason Rezaian