Última hora

Última hora

El cuento diabólico de Stravinsky en la Metropolitan Opera de Nueva York

Leyendo ahora:

El cuento diabólico de Stravinsky en la Metropolitan Opera de Nueva York

Tamaño de texto Aa Aa

Esta es la historia del auge y la caída de un joven atraído por el demonio, el cual le prometió dinero y felicidad. La obra de Igor Stravinsky ‘The

Esta es la historia del auge y la caída de un joven atraído por el demonio, el cual le prometió dinero y felicidad.

La obra de Igor Stravinsky ‘The Rake’s Progress’ vuelve a los escenarios de la Metropolitan Opera de Nueva York, de la mano de James Levine.

Stravinsky fue uno de los compositores más importantes del siglo XX. Nacido en Rusia, trabajó en obras neoclásicas durante su estancia en Estados Unidos.

El diabólico Nick Shadow convence a Tom Rakewell de dejar a su novia por los placeres de la gran ciudad. Desde ese momento comienza una caída en espiral.

Gerald Finley, bajo barítono en la obra, dice:
“El fin último de Nick es obtener el alma de Tom Rakewell”

Gerald Finley, bajo barítono en la obra, explica:
“Creo que Nick Shadow tiene poder sobre Tom porque es uno de esos personajes, tal vez de carácter universal, que ofrece la oportunidad de disfrutar de la vida sin realizar demasiado esfuerzo”

Paul Applebay, el tenor de esta ópera, comenta:
“Él no es solo un bufón víctima de las artimañas del demonio”

Paul Applebay, el tenor de esta ópera, recalca:
“El texto es brillante. Además Stravinsky da al mismo tiempo mucha complejidad al personaje. Un chico listo, entusiasta y a la vez completamente equivocado”.

El barítono bajo canadiense Gerald Finley tiene una estrecha relación con la ópera de Nueva York, al igual que Paul Appleby.
El tenor norteamericano conoce bien la Met porque estudió durante tres años en un programa para jóvenes artistas, un aprendizaje que le abrió las puertas hasta este legendario escenario, un trabajo, a veces, estresante.

Paul Applebay, el tenor de esta ópera, dice:
“La presión de estar en un escenario como la Met es algo de lo que aprendes mucho y además si haces una pieza que no todo el mundo realiza. Creo que eso te enriquece mucho. O sales adelante o te hundes”.

Gerald Finley, bajo barítono en la obra, explica:
“La partitura es es una retrospectiva llena de alusiones a Bach o Mozart pero no es una copia. Tiene el filtro de Stravinsky. Siempre es una sorpresa o algo enriquecedor que te conduce a través de un maravilloso viaje entre los clásicos y la música moderna estadounidense”

Paul Applebay, el tenor de esta ópera, dice:
“Creo que todos nosotros podemos contar de una forma u otra este tipo de historia acerca de alguien que hiere a una persona que quiere”

Paul Applebay, el tenor de esta ópera, concluye:
“Esto es por lo que toca la fibra sensible. Al final, cuando Tom Rakewell intenta pedir perdón porque siente arrepentimiento”.

Si quieren obtener más información acerca del tenor Paul Appleby o el bajo barítono Gerald Finley, por favor, pinche el en el siguiente link:

El paraíso para las futuras estrellas de la ópera está en la Met de Nueva York