Última hora

Última hora

El decisivo voto de los kurdos de Turquía

Cerca de 14 millones de kurdos viven en Turquía. La mayoría, en las ciudades del sudeste, bastión del Partido Democrático de los Pueblos. Para ellos

Leyendo ahora:

El decisivo voto de los kurdos de Turquía

Tamaño de texto Aa Aa

Cerca de 14 millones de kurdos viven en Turquía. La mayoría, en las ciudades del sudeste, bastión del Partido Democrático de los Pueblos.

Para ellos, el siete de junio hay mucho en juego: si el HDP no supera el umbral del 10%, los kurdos quedará sin representación en el Parlamento. Pero si lo logra, el gubernamental AKP, tendrá pocas posibilidades de conseguir la mayoría absoluta necesaria para la aprobación de una reforma presidencialista.

Mardin es una ciudad muy turística en la ruta de la seda, en plena encrucijada de civilizaciones. Aquí la gente sólo aspira a un poco de paz.

Mithat Sancar. Candidato del HDP:
“Los kurdos esperan lograr una representación fuerte para poder llegar hasta el final a la hora de acabar con la política de persecución, y defender sus derechos. Es lo que esperan. Por supuesto la principal expectativa es terminar del todo con esta guerra, quieren que la paz sea permanente. Los Kurdos quieren una salida justa y democrática para la cuestión kurda.”

El proceso de paz entre Turquía y los kurdos arrancó en 2012. El líder del PKK, Abdullah Öcalan lidera las conversaciones desde la Isla de Imrali, donde está encarcelado.

Durante sus 12 años de reinado, el gubernamental AKP, o más bien Erdogan, ha contado con el voto mayoritario de los kurdos. Pero esta vez las cosas podrían ser diferentes. La transferencia de votos del AKP al HDP parece inevitable. Los candidatos del AKP tratan de minimizar lo que podría suceder si el paisaje político da un vuelco.

Orhan MİROĞLU. Candidato del AKP en Mardin:
“Esta región no el lo que se puede definir como una entidad política. El AkP tiene el mismo poder que el HDP. En algunas ciudades lleva ventaja el AKP y en otras, el HDP.”

En cuanto a los demás partidos, el ultranacionalista MHP está intentando hacerse un hueco en las ciudades kurdas, pero por ahora sin mucho éxito.
Su principal argumento es “no a las negociaciones con los terroristas”, pero en esta campañal están haciendo hincapié en diferenciar a los simpatizantes del PKK de los civiles.

Muchos temen que el proceso de paz se vea seriamente afectado si el HDP no consigue representación parlamentaria. El principal temor es una vuelta a la violencia, ya que los kurdos están convencidos de que si
si el HDP no pasa el umbral electoral será por fraude.

Pero la paz no es la única aspiración de la población: los kurdos quieren también más inversiones en la región.

“La expectativa de los jóvenes es encontrar trabajo. El paro en el sureste ha alcanzado máximas históricas. No hay empleo ni oportunidades laborales, y esa es la única expectativa de los jóvenes. Una vida tranquila y fraternal y paz. Eso es todo.”

Los kurdos son cruciales para occidente en su lucha contra el yihadismo, y ha hecho florecer la identidad nacional de este pueblo sin Estado tanto en Irak y Siria como en Turquía. Pero eso no se traducirá necesariamente en las urnas.

Bora Bayraktar, euronews:
“Aunque muchos piensan que los votantes kurdos forman una única entidad electoral, no es así. La población de esta región tienen diferentes expectativas y opciones. Y esas diferencias se reflejarán en las urnas. Los que tienen en mente los últimos 30 años, piensan que una vuelta a la violencia es muy probable. Pero en la ciudad de Mardin, hogar de diferentes culturas e identidades, las cosas se ven de otra forma. Aquí, vivir juntos en paz es algo más que una posibilidad.”