Última hora

Última hora

"Este escándalo marcará un punto de inflexión en la FIFA"

Mark Davies, euronews: Está con nosotros desde Londres Deborah Unger, de Transparencia Internacional, para que nos hable de la dimisión de Sepp

Leyendo ahora:

"Este escándalo marcará un punto de inflexión en la FIFA"

Tamaño de texto Aa Aa

Mark Davies, euronews:
Está con nosotros desde Londres Deborah Unger, de Transparencia Internacional, para que nos hable de la dimisión de Sepp Blatter y del futuro de la FIFA después de este escándalo de corrupción.
Deborah, con la marcha de Sepp Blatter ahora hay un vacío de poder en la FIFA. ¿Cómo cree Transparencia Internacional que debería llenarse ese vacío?

Deborah Unger, Transparencia Internacional: “No es exactamente un vacío de poder. Se ha ido, pero todavía no para siempre. Le han pasado las riendas a Domenico Scala, que es jefe del comité de auditoría y observancia. Debe diseñar las próximas reformas de la FIFA. Se ha dado de plazo hasta Navidades para hacerlo. Tiene que moverse con rapidez. euronews: ¿Es la FIFA la primera ficha del dominó en caer? ¿Qué otros organismos deportivos estarán mirando de reojo nerviosos lo que está sucediendo? D. Unger: En Transparencia Internacional pensamos que muchos organismos deportivos necesitan reformar sus estructuras de gobernanza. Ha habido escándalos en algunos de ellos a lo largo de los años. Tuvimos al Comité Olímpico Internacional tras el escándalo de Salt Lake City. Tiene otros como el balonmano y la halterofilia que han estado en primer plano. Pero la FIFA es realmente el faro, el grande. Y la gente estará mirando para comprobar si puede transformarse a sí misma. Luego veremos qué se puede hacer con las otras. Obviamente con FIFA hay mucho más dinero en juego y es mundialmente mucho más importante. El fútbol es el deporte mundial. euronews: Los organismos deportivos mundiales son, en palabras de su organización “campos fértiles para que la corrupción eche raíces”. No son ni Estados ni corporaciones. La FIFA incluso tiene estatus de ONG. Sin que nadie rinda cuentas, ¿cómo se les puede obligar a jugar limpio? D. Unger: Creo que el FBI les está obligando a jugar respetando las reglas. Suiza también los está investigando. Así que van a estar en el foco de atención. El proceso reformador va a ser escrutado por nosotros y por otros. Lo comentaremos, los seguidores han estado involucrados: Se ha hecho una gran encuesta a 750 000 seguidores que no querían que Sepp Blatter siguiera, que querían una nueva FIFA. Creo que la luz bajo la que están y la transparencia que les pediremos marcarán esta vez alguna diferencia. Creo que esto es un punto de inflexión. euronews: Eso funciona en el caso del fútbol, que es un gigante mundial. Pero, ¿qué pasa con los deportes más modestos, que no son tan examinados ni atraen tanto la atención? D. Unger: Tiene razón en que será mucho más difícil reformarlos. No estoy segura de si se reformarán sin la atención de los medios y la prensa. Los escándalos siempre salen a la luz y hay llamamientos para el cambio. Si la FIFA puede dar ejemplo cambiando de la forma adecuada, teniendo directores no ejecutivos externos e independientes y supervisión externa, podría convertirse en un modelo a seguir por otros. euronews: ¿Qué consejo le daría ahora a la FIFA? D. Unger: Les diría: “establezcan un comité reformador independiente ahora. Encuentren a personas muy respetadas que vengan en su ayuda desde el exterior, que no estén manchadas por los escándalos del fútbol. Y ténganlos trabajando con ustedes para asegurarse de que las reformas que se lleven a cabo sean las adecuadas, sean transparentes y que todo el mundo rinda cuentas”.