Última hora

Última hora

Didier Reynders:¿Por qué decir no a una Europa que permite elegir a sus ciudadanos?

Didier Reynders dirige desde hace 4 años la diplomacia belga. Europeista convencido, aboga por la libertad de los países a la hora de unirse o irse

Leyendo ahora:

Didier Reynders:¿Por qué decir no a una Europa que permite elegir a sus ciudadanos?

Tamaño de texto Aa Aa

Didier Reynders dirige desde hace 4 años la diplomacia belga. Europeista convencido, aboga por la libertad de los países a la hora de unirse o irse de la Unión. Durante la inauguración de la nueva sede de euronews le preguntamos además sobre los retos económicos y migratorios en el Viejo Continente.

Sophie Desjardin, euronews:
Usted es un veterano de la política belga. ha sido entre otras cosas ministro de Finanzas en 1999, y condujo la transición al euro. ¿Cómo ve 15 años después la moneda única, mereció la pena?

Didier Reynders:
Sí, creo que es una moneda que ha fortalecido realmente la posición de Europa en la escena internacional y por citar un solo ejemplo en el ámbito industrial, desde el euro, el airbus ha ganado competitividad frente a Boeing. Simplemente porque podemos negociar contratos en euros, se pueden hacer exportaciones en euros. Eso ha facilitado obviamente la vida de un gran número de empresas en el territorio europeo, y para las generaciones más jóvenes se ha convertido en su moneda. Este es probablemente uno de los últimos sueños europeos realizados. Ahora habría que presentar otros sueños a la población.

euronews:
Sí, pero entre los que nunca han querido entrar y los que amenazan con salir, ¿cree que lo que era una gran ideal resistirá

Didier Reynders:
Vemos que el euro funciona simplemente porque antes hemos podido fortalecer los instrumentos. El Banco Central Europeo tiene ahora un verdadero papel de control de los bancos, y hemos tenido una crisis bancaria, pero lo que se ve principalmente es la evolución. En el 99, cuando empecé como ministro de Finanzas, éramos 15 en la Unión Europea. Estuve una decena de años en ese ministerio, pero ahora somos 19 en la zona euro, si hace 15 años alguien hubiera anunciado ese cambio, nadie le habría creído, y al ritmo que vamos, sin duda se va a avanzar más.

euronews:
¿Se puede contemplar la salida de Grecia del euro?

Didier Reynders:
Se puede contemplar esa posibilidad si es lo que los griegos desean. ¿Por qué decir no a una Europa que permite elegir a sus ciudadanos?

euronews:
Pero hace tiempo, sobre este mismo asunto dijo que sería una auténtica pena…

Didier Reynders:
No digo que sería fácil ver a Grecia salir de la UE, espero que no lo haga y que permanezca en la Unión y en la Zona Euro. Espero que el Reino Unido siga en la UE, pero no podemos ir en contra de esas decisiones si son claras y definitivas, y las han tomado diferentes personas de diferentes países. Pero si fuera el caso, tenemos los medios necesarios para gestionar una hipotética crisis. El temor que había hace unos años es que esa salida tuviera un efecto bola de nieve en España, Portugal y tal vez en otros países.
Ese es el gran temor. Ahora nos hemos dotado de medios de acción mucho más fuertes, pero repito de nuevo que preferiría que en las horas y días venideros lleguemos a un acuerdo con Grecia y el acuerdo, es en última instancia, bastante simple. Podemos dar tiempo a Grecia. Grecia puede tardar mucho en pagar su deuda, se pueden reducir muchísimo los tipos de interés, porque al final, con los préstamos que los Estados europeos hacen a Grecia siempre se gana dinero, pero Grecia debe comprometerse a volver al redil.

euronews:
Movimientos como Siritza en Grecia y Podemos en España reflejan un cierto rechazo a algunas políticas europeas. ¿Se toman en serio a este tipo de movimientos?

Didier Reynders:
Sí, por supuesto, porque es una tendencia que se constata en muchos países, principalmente en los que han sufrido más, incluyendo los países del sur de Europa. Puedo entender que en estos países surjan corrientes políticas que quieren algo diferente. Así que no es necesariamente un rechazo a Europa.

euronews:
Sí, es lo que dicen, que quieren una Europa más social, una Europa diferente.

Didier Reynders:
Se puede debatir sobre una Europa diferente, y aunque no comparto las tesis de estos partidos políticos, puedo entender que hay un verdadero debate sobre las orientaciones políticas. Lo que me gustaría que se entendiera en Grecia y en otros países, es que corresponde a los gobiernos cambiar las políticas nacionales.

Así que lo que espero, por ejemplo del gobierno griego, es que nos digan qué medidas van a tomar. Por ejemplo, cuando en Grecia un partido dice que hay que subirles los impuestos a los ricos, que lo hagan, es su decisión. No estoy diciendo que esté a favor del programa del partido político que está en el poder ahora en Grecia, pero tiene opciones, sólo tiene que aplicarlas.

euronews:
El Reino Unido, donde acaban de reelegir a David Cameron, ha prometido un referéndum sobre la salida de la Unión Europea, ¿es una apuesta arriesgada?

Didier Reynders:
Siempre es peligroso, porque cuando se organiza una consulta popular o un referéndum, nunca se sabe exactamente lo que la población va a decidir. Pero plantea una pregunta real. Una pregunta que los europeos tienen que aceptar plantearse también, y es qué nivel de competencias debe tener Europa, qué asuntos hay que manejar a nivel local, municipal, nacional, regional o europeo. Cameron tiene que aceptar que ciertas competencias serán cada vez más europeas, como la seguridad y la defensa.
Pero estoy totalmente a favor de la idea de que una serie de asuntos vuelvan a gestionarse más a nivel regional o nacional.

euronews:
¿Pero cuáles son precisamente las concesiones que se le pueden hacer a Cameron, cuál es la línea roja?

Didier Reynders:
La línea roja es esencialmente no trabajar a la carta, no decir que cada país va a elegir. Debe ser una decisión europea, debemos mantener el método comunitario.

euronews:
Desde los atentados contra Charlie Hebdo en Francia, y antes, Europa vive bajo la amenaza terrorista. Usted está en primera línea de la discusión sobre la cooperación antiterrorista, ¿hay avances?

Didier Reynders:
Hay medidas que se tomaron de inmediato. Para empezar, las medidas de protección, como vemos en nuestros diferentes países. La segunda medida adoptada es el intercambio de información. Esa es la forma más eficaz de seguir entre otras, las huellas de los combatientes extranjeros.

euronews:
Es lo que iba a preguntarle, porque el intercambio de información no está entre las competencias europeas.

Didier Reynders:
No, y además es un belga quien se encarga de la coordinación de la lucha contra el terrorismo, Gilles de Kerkove, que se queja muchas veces de la falta de coordinación entre los servicios secretos.

euronews:
¿Puede funcionar entonces?

Didier Reynders:
Se está avanzando. En Lyon tendré la oportunidad de ir a Interpol, porque el intercambio de información se realiza principalmente a través de Interpol. Y es eficaz. Es la prioridad en todo el mundo, por eso abogo por un desarrollo de ese intercambio de información. En lo que respecta a los datos sobre los pasajeros en el transporte aéreo, me chocó mucho la polémica, que dijeran que hay que proteger la privacidad, cuando en realidad, son datos muy generales, nombre, nacionalidad, destino…

Y luego, cuando se produce una tragedia, como la del vuelo Barcelona-Düsseldorf, de German Wings, en un plazo de dos minutos me contactan para saber quién estaba a bordo y, en particular, si había belgas, ¿cómo quieren que lo sepa si no tenemos esta base de datos? Así que cuando hay un accidente todo el mundo ve normal que tengamos todos los datos, pero para luchar contra el terrorismo, no. No tiene sentido.

euronews:
Hablemos de inmigración. El drama de los inmigrantes sin papeles conmociona cada vez más a la opinión pública. La idea de repartirse a los solicitantes de asilo, ¿es realista?

Didier Reynders:
Debemos mostrar más solidaridad a nivel europeo, para empezar en lo que se refiere al asilo. Debemos respetar ese derecho cuando las personas son perseguidas en sus países, debemos darles la bienvenida. En el ámbito de la inmigración económica, es decir, la gente que sale de su país huyendo de la miseria, lo primero que hay que hacer es cooperar con sus países de origen. En eso consiste la ayuda al desarrollo.

euronews:
Hace años que se dice eso…

Didier Reynders:
Hace años, que se dice, sí, pero tal vez no lo hagamos lo suficiente. Y tenemos que hacer comprender a nuestras poblaciones en tiempos de crisis que si no se hace por solidaridad, hay que hacerlo al menos por interés.
Nos interesa que la gente no quiera salir de sus países huyendo de la miseria. Y luego hay que luchar contra los traficantes.
No me gusta hablar de cuotas, pero al menos de esfuerzo compartido, de forma que demos una bienvenida conjunta a esas personas y si no sabemos como acogerles o si no quieren ir a un país determinado, que sean una carga que puede repartirse. Me refiero a la carga financiera que representa para los países de acogida.