Última hora

Última hora

Turquía, el final de la década económica prodigiosa

Leyendo ahora:

Turquía, el final de la década económica prodigiosa

Tamaño de texto Aa Aa

La economía es más que nunca la clave en las elecciones legislativas de Turquía de este domingo. La década prodigiosa de Recep Tayipp Erdogan y su Partido Justicia y Desarrollo (AKP), con un crecimiento de media del nueve por ciento, se ha terminado. La revalorización del dólar ha ahuyentado a los capitales extranjeros que tanto habían invertido en el país. Y el crecimiento este año se prevé nulo. De hecho, la lira turca ha perdido el quince por ciento respecto al dólar desde diciembre pasado.

“¿Continuará la depreciación de la lira respecto al dólar como ahora? La respuesta es que sí”, se contesta el propio economista Arda Tunca, entrevistado por Euronews. “Vivimos en esta conyuntura internacional. Pero puede haber un riesgo adicional en función de la futura gestión económica en el nuevo Gobierno. Si hay una falta de confianza de los mercados financieros, la posición de la lira se seguirá deteriorando”.

Una economía basada en la construcción y el gasto privado de los ciudadanos les ha convertido a estos en víctimas de su propia deuda. Y el déficit de la balanza de pagos, de un cinco por ciento porque dos tercios de las importaciones se pagan en dólares, amenaza al país entero. ¿Qué harán los nuevos gestores financieros?

“Después de las elecciones, el mensaje de confianza que proporcione la administración económica a los mercados será mucho más importante que el hecho de que el Gobierno dependa de una coalición o de un simple partido”, advierte el economista Tunca sobre el desenlace de los comicios.

En general, los economistas esperan que continúe en el poder el actual viceministro Ali Babacan, autor de la política económica del Gobierno estos últimos trece años. En su caso, apoya la independencia del banco central del país que se ha resisitido a las presiones del ahora presidente Erdogan y ha mantenido el tipo de interés en el siete por ciento para evitar una mayor inflación.