Última hora

Última hora

Menos recursos, mayor producción

Leyendo ahora:

Menos recursos, mayor producción

Tamaño de texto Aa Aa

¿Es posible, en agricultura, producir más utilizando menos recursos? Es el objetivo de un proyecto de investigación europeo que hemos venido a conocer a Bolonia, Italia.

Una buena gestión del agua garantiza una mayor calidad de la producción agrícola. Según la FAO, en 2003, casi el 80% de la extracción mundial de agua fue para regar.

En la agricultura, el control eficiente del riego será clave en la lucha contra la crisis del agua que se prevé en un futuro.

“Con este proyecto queremos proporcionar a los agricultores la información necesaria para realizar una gestión de alta precisión. Y cuando hablamos de alta precisión nos referimos a la gestión del agua, del riego, del uso combinado del agua y los nutrientes y de toda la actividad productiva en la agricultura con una muestra pequeña, respecto al terreno”, explica el coordinador científico del proyecto FIGARO, Adriano Battilani.

El objetivo es crear un sistema capaz de realizar un análisis completo de todo un terreno a partir de una sola planta. Una herramienta que servirá a los agricultores para tomar las decisiones correctas en todo momento.

“Un sensor mide la humedad del terreno con el paso del tiempo. El conocimiento preciso de la cantidad de agua presente en el terreno es muy importante, porque nos permite identificar con exactitud el momento en el que es preciso regar y la cantidad de agua que necesitan las plantas” dice el ingeniero agrónomo Domenico Solimando.

Riego de alta precisión: para lograrlo el equipo va a probar el sistema de humedad y de control de la tierra.

“Realizamos las observaciones en estas muestras. Calibramos el sensor en aquellas en las que haremos las pruebas de humedad de la tierra. En las otras vemos los componentes que podemos encontrar en el terreno”, indica Gioele Chiari, ingeniero agrónomo.

Los campos donde se hacen las pruebas están atravesados por toda una red de tuberías, que tienen pequeñas perforaciones junto a la raíz de la planta. Se pueden establecer parámetros para las diferentes zonas de riego para evitar el exceso de agua en las plantas. Su control es más fácil de lo que parece.

Michele Carlino, euronews:
“El agricultor puede gestionar el flujo del agua a cualquier planta, simplemente, utilizando una tablet conectada a una plataforma informática”.

El corazón del proyecto es una plataforma informática que registra los datos de los sensores de tierra y de los satélites meteorológicos.

La gestión del agua será necesaria también para un gran cambio que ya ha comenzado: la producción agrícola para biomasa.

“La agricultura producirá biomasa de la cual se extraerán las bases de la nueva química. Abandonaremos la química del petróleo, entraremos en la química de las cetonas, y se superará la de los azúcares.

Dentro de algunos años el tomate será un fruto secundario. Lo que podamos obtener de la planta será, probablemente, lo que se venderá más caro. La idea es una agricultura con un doble producto, donde la biomasa tenga el valor. Por una parte se extrae la cetona o un fitoquímico, más que un almidón y, por otra, el fruto que se come”, concluye, Battilani.

www.figaro-irrigation.net