Última hora

Última hora

El rock húngaro toma Londres

Leyendo ahora:

El rock húngaro toma Londres

Tamaño de texto Aa Aa

Vad Frutikk es uno de los grupos musicales más populares en Hungría. Tiene una gran base de fans en su país pero también en Londres, a donde muchos

Vad Frutikk es uno de los grupos musicales más populares en Hungría. Tiene una gran base de fans en su país pero también en Londres, a donde muchos de sus compatriotas han emigrado para trabajar en los últimos años.

Este es su primer concierto en la capital británica y el líder de la banda asegura que tan sólo quieren que la gente se lo pase bien, aunque reconoce que si bebe mucho, puede ponerse sensible respecto a la gente que abandona Hungría.

“Podría empezar a decir al público que hemos venido de Hungría y que les vamos a contar como está la situación en casa, ya que no están allí… Y que tienen toda nuestra simpatía por haber decidido venir y trabajar aquí. Puedo pornerme a decir este tipo de cosas. Pasa a menudo si bebo mucho alcohol”, explica el cantante Marcell Likó.

Otra banda, Heaven Street Seven, ya es una leyenda y han decidido retirarse tras 20 años de carrera. Darán su último concierto en agosto en Budapest pero también se han querido despedir de los húngaros que viven en Londres. Este es su quinto concierto aquí. Al principio no tocaban para sus compatriotas, pero las cosas han cambiado.

“Pensamos que estaría bien si podíamos despedirnos también en Londres de aquellos a los que les interesa nuestra música. Espero que les guste. Estuvimos pensando a dónde ir antes de disolver la banda, donde dar un concierto y estábamos seguros de que uno de los conciertos de despedida debería ser en Londres”, declara su cantante Krisztián Szűcs .

Otros grupos y artistas de Hungría también visitan a menudo a sus compatriotas en Londres. En los últimos años se estima que han superado los 100.000 aunque no se sabe con exactitud cuántos son. Algunos dicen que después de Budapest, Londres es la segunda ciudad húngara más grande.

La mayoría de la gente emigra porque no tiene trabajo en Hungría o lo tiene pero buscan un mayor nivel de vida. Por eso se ha convertido en algo rentable organizar conciertos y eventos dedicados a los húngaros en la capital británica.

Drum and Monkey es un pequeño negocio húngaro que se dedica a ello. András Ramocsa, uno de sus fundadores, nos explica cómo surgió la idea: “Estuve en un concierto de una banda húngara aquí con un amigo y tuvimos la idea de organizar este tipo de eventos para húngaros, ya que somos muchos los que estamos en Londres. Pensamos que sería una buena idea y además una oportunidad para que los húngaros podamos reunirnos y estar juntos”.

El público en este tipo de conciertos es muy peculiar. Por supuesto que hay seguidores de los grupos, aunque también hay muchos para los que la música no es lo principal, sino que quieren juntarse con amigos y otros compatriotas.

“Nos gustan estas bandas, por supuesto, pero para mi es mucho más importante el grupo de gente con el que salgo de fiesta en estos conciertos”, nos cuenta una joven.

Heaven Street Seven tocó casi todos sus éxitos de sus 20 años de carrera. Para ellos fue su último concierto en Londres así que algunos de sus seguidores lloraron. Una incluso reconoció que lo hacía no sólo por el adiós del grupo, sino también por nostalgia: “Esto me llega al corazón. Más incluso estando aquí que si estuviese en casa, probablemente porque aquí tienes menos contacto con húngaros y siente ese impulso emocional y lingüístico. Así que es muy importante que estas bandas vengan aquí y podamos escuchar la música que nos ha gustado desde nuestra adolescencia”.