Última hora

Leyendo ahora:

Líderes religiosos discuten cómo poner fin a la violencia extremista


focus

Líderes religiosos discuten cómo poner fin a la violencia extremista

La violencia en el nombre de la religión se ha convertido en una cuestión global acuciante, con un debate creciente sobre cómo frenarla. . El reciente congreso de líderes religiosos en Astaná, la capital de Kazajistán, es un buen ejemplo de los esfuerzos para encontrar soluciones.

“El azote de la violencia en nombre de la religión llama a la acción coordinada de los gobiernos, las comunidades religiosas, la sociedad civil y los medios de comunicación”, explicaba el secretario general de la ONU Ban Ki-Moon.

Y esa es una de las claves: las fuerzas de seguridad están con frecuencia solas en la lucha contra el extremismo. Algo que según Sayed Mohammad Al-Musawi, de la Liga Islámica Ahlul Bayt debe ser “atajarlo desde la raíz, que es la ideología y se ha extendido por la mala interpretación de la religión”.

Eso implica que las religiones rechacen públicamente los mensajes extremistas y den ejemplo de sus relaciones tanto internas como entre las diferentes doctrinas, ya que, como indica monseñor Khaled Akasheh, jefe de la oficina del Vaticano para el Islam, “lo que decimos, lo que enseñamos, lo que escribimos, lo que predicamos debe estar contra el extremismo y la violencia y al mismo tiempo hacer un fuerte llamamiento para la construcción de la justicia.”

Yitzhak Yosef, rabino jefe sefardí de Israel piensa que “todo el mundo debería actuar y no solo hablar, más aun si nos estamos refiriendo a los líderes religiosos” y considera que “es nuestro trabajo ser un ejemplo para nuestra gente.”

“Cuando los líderes no dialogan, culpan a los otros de impiedad, en ausencia de fe o una fe incorrecta en sus propias religiones. Después está la lucha interna personal, que lleva a la gente a enfrentamientos”, asegura Nurlan Asanov, imán de la región este de Kazajistán

Otros piensan que también influye la educación, la reducción de la pobreza y la injusticia, y que es necesario perseguir a los reclutadores extremistas, incluyendo a los que lo hacen en la red. Es el caso de Talib Mohammad Al-Shehhi, consejero de Asuntos Islámicos de Emiratos Árabes Unidos: “Todo el que tiene una idea o una convicción puede registrar lo que quiere y trasmitirlo a todo el mundo, y ese es el gran problema en nuestra sociedad”. La profesora hindú Kala Archava añade que “los líderes políticos deben encontrar los campos donde se imparte entrenamiento militar a los jóvenes para luchar contra otras religiones, donde se les lava el cerebro, y prohibirlos.”

La iglesia ortodoxa rusa es una de las que abogan por un organismo especial de la ONU para este problema, algo que ya se propuso hace años. “Desafortunadamente, no nos escucharon, esta postura no tuvo apoyos. Quizá si se hubiera respaldado en aquel momento, el extremismo no estaría tan extendido como hoy en día”, sostiene Dimitry Safonov, su jefe de contactos interreligiosos.

Con la creciente presión, el jefe de la ONU anunció ante el congreso que para este mismo año habrá un plan de acción contra el problema del extremismo religioso.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

Traducción automática

siguiente artículo

focus

"Football for Friendship", el evento que promociona el fútbol entre los jovenes llega a Berlín