Última hora

Última hora

Un museo subterráneo recuerda la batalla de Waterloo

Leyendo ahora:

Un museo subterráneo recuerda la batalla de Waterloo

Tamaño de texto Aa Aa

Hay pantallas interactivas, cuadro animados y una película en tres dimensiones.

Se acerca el bicentenario de la batalla de Waterloo y en el mismo lugar de la batalla abre sus puertas un museo innovador para recordar este momento histórico. Se trata de un museo subterráneo para preservar la famosa llanura.

El 18 de junio de 1815 Napoleón Bonaparte fue derrotado definitivamente por los aliados. En este museo el visitante viaja en el tiempo hasta la Revolución francesa, que sirvió como trampolín para el futuro emperador. Recuerda también las innumerables guerras y conquistas.

“Comenzando por el contexto, los desafíos de la batalla, vamos avanzando y a medida que andamos vamos a entender todas estas cuestiones y también la cronología de la batalla y esta convergencia de todos los dirigentes europeos contra Napoleón”, ha dicho Philippe Chiwy, portavoz de los diseñadores.

Hay pantallas interactivas que centran la atención de los visitantes que se convierten en parte activa del recorrido.

“Hemos desarrollado sistemas que permiten obtener varios niveles de información en su propio idioma. Tanto con audioguías como con los soportes multimedia, todo se personaliza cuando pasamos por un lugar determinado. Hemos desarrollado cuadros animados. Se basan en pinturas famosas de las grandes batallas que precedieron a Waterloo”.

Obligado a abdicar un año antes, intentó recuperar el poder. Cruzó Francia con su ejército pero en Bélgica las cosas se pusieron difíciles. Napoleón fue derrotado por sus enemigos británicos, holandeses, belgas y prusianos. Esta batalla se convirtió en una verdadera carnicería.

Hay una sala donde se proyecta la película de la batalla en una pantalla panorámica en tres dimensiones, una película del realizador Gérard Corbiau muy realista.

Y después, una sección para hacer balance: 45.000 muertos y heridos, según las estimaciones. Los vencedores rediseñaron el mapa de Europa aunque los vientos nacionalistas y liberales que trajeron las conquistas napoleónicas se sentirán en las décadas siguientes.

“No podemos imaginarnos la guerra en ese momento, con tantos muertos y tanto valor”, ha opinado esta mujer.

“Ha sido un repaso de una parte de la historia, una actualización de ese momento tan fascinante”, ha respondido esta otra.

“Es muy didáctico, lo cuenta todo, la secuencia lógica de la batalla desde el principio hasta el final y todo precedido por un poco de historia general”, ha asegurado este hombre.

Se espera que la famosa Colina del León aumente el número de visitantes de 300.000 a 500.000 cada año.