Última hora

Última hora

Waterloo revive la última batalla de Napoleón

Habrá dos grandes representaciones que harán referencia a los momentos principales del enfrentamiento.

Leyendo ahora:

Waterloo revive la última batalla de Napoleón

Tamaño de texto Aa Aa

Waterloo, en Bélgica, acoge las celebraciones del bicentenario de la famosa batalla que lleva el nombre de esta localidad de 30.000 habitantes.

Este jueves un acto oficial ha recordado el día en el que Napoleón fue derrotado por las tropas británicas, holandesas y alemanas, el 18 de junio de 1815. Han acudido los reyes Felipe y Matilde de Bélgica, representantes de otras monarquías europeas, representantes políticos y descendientes de las figuras clave de la batalla.

Habrá dos grandes representaciones que harán referencia a los momentos principales del enfrentamiento donde participan más de 5.000 actores aficionados de más de 50 países.

Audrey Tilve, euronews:
“200 años depués los que interpretan a los beligerantes caminan en torno a una misma pasión, la pasión por esta historia, para hacer revivir lo que hay detrás de la batalla acercándose lo máximo posible a la realidad”.

“Por un lado tenemos un deber de recordar, no hay que olvidar la historia de Francia, los hombres que lucharon, los que murieron, pero por otro también es importante todo lo relacionado con los uniformes, el armamento y vivir esta historia. No leemos esta historia en los libros solamente, aquí la vivimos”, ha dicho este hombre que interpreta a un soldado francés.

Entre los visitantes, algunos lamentan que las autoridades francesas no se hayan implicado demasiado en las conmemoraciones del bicentenario. El embajador es el único representante oficial del país que ha acudido al acto oficial del jueves.

“Parece como si tuvieran una especie de vergüenza. Waterloo, tal vez fue una derrota para Francia pero no hay que verlo como una derrota sino como el fin de una era y el comienzo de otra época”, ha declarado este visitante de Quebec.

Las conmemoraciones duran hasta el domingo. Los organizadores esperan la llegada de 200.000 visitantes y 200.000 fueron los soldados que se enfrentaron en esta batalla que se saldó con 50.000 entre muertos y heridos.