Última hora

Última hora

"Las mentiras de los vencedores", no es oro todo lo que reluce

Leyendo ahora:

"Las mentiras de los vencedores", no es oro todo lo que reluce

Tamaño de texto Aa Aa

Un hombre se suicida tirándose a los leones en un zoo mientras el ejército alemán manipula las cifras de soldados inválidos y se descubre un

Un hombre se suicida tirándose a los leones en un zoo mientras el ejército alemán manipula las cifras de soldados inválidos y se descubre un escándalo de vertidos tóxicos. Es el hilo argumental de “Las mentiras de los vencedores”, un thriller de vasos comunicantes que rinde tributo a la profesión del periodista. La cinta lleva la firma Christoph Hochhäusler, un valor en alza de la nueva generación del cine alemán.

“El periodista es un personaje que podemos comparar al detective”, explica Hochhäusler. “Con él puedes atravesar todas las clases sociales porque no se mueve sólo en un ambiente. Es parte de su profesión. Así que, para mí, desde el punto de vista dramático, me resulta una figura muy interesante para constar historias”.

Por la pantalla desfilan topos, lobistas, relaciones públicas de dudosa ética… Todos intentando manipular la realidad para dirigir a la opinión pública y sacar tajada. Mientras la pareja protagonista intenta desentrañar una verdad poliédrica.

“Me interesaba retratar el tiempo que nos ha tocado vivir”, continúa Hochhäusler. “No sólo a través de historias individuales o privadas, sino también institucionales. Creo que los medios de comunicación juegan un papel clave en todos los negocios. Todo gira en torno a las relaciones públicas y cuesta encontrar un trabajo que no esté orientado en esa dirección, por lo que al final, los medios de comunicación se vuelven obsoletos”.

La película se ha estrenado ya en en el Festival de Cine Alemán y en los certámenes de Roma y Buenos Aires, donde ha dividido a la crítica