Última hora

Última hora

Los escenarios del impago técnico, la quiebra y la salida de Grecia del euro

Leyendo ahora:

Los escenarios del impago técnico, la quiebra y la salida de Grecia del euro

Tamaño de texto Aa Aa

Las consecuencias financieras de la crisis griega a partir de ahora son tan inciertas como imprevisibles. Pero las diferentes instituciones y administraciones se preparan ya a ello. La primera, el Fondo Monetario Internacional (FMI) que no cobrará los 1.500 millones de euros pendientes de junio. Atenas había utilizado su última carta legal, acumulando para el último día del mes cuatro devoluciones escalonadas.

“Hoy, no habrá pago”, constata el analista bursátil Jasper Lawler, de CMC Markets. “Lo que sitúa al país en atraso con el FMI, no necesariamente en quiebra. Pero un atraso le pone en la misma situación por ejemplo que Zimbabue. La próxima fecha realmente importante es el referéndum del 5 de julio”.

Oficialmente, Grecia estará en impago técnico con el FMI y este puede notificarlo inmediatamente o esperar un mes como se hace habitualmente. Pero, el 20 de julio le llega a Atenas otro pago de 3.400 millones al Banco Central Europeo (BCE). En caso de nuevo impago, sí se podría empezar a hablar de una salida de Grecia del euro.

Durante estas próximas semanas, los movimientos de unos y otros aun pueden volver a cambiar las cartas sobre la mesa y modificar el desenlace.

“La mayoría de la deuda griega está en manos del BCE o sus suplentes y, en último caso, Grecia no es un problema económico”, recuerda Ed Dempsey, responsable del fondo de inversión Pension Partners. “Grecia solo representa el dos por ciento del Producto Interior Bruto de la eurozona, mucho menos a nivel mundial. Este es un tema realmente confuso y de cómo los mercados se desenredan y sortean esta confusión”.

De momento y ante la posible falta de liquidez del Gobierno para pagar salarios de funcionarios y pensiones, el único recurso será emitir papel oficial si no hay euros a disposición. Con lo cual, el Estado estaría emitiendo una moneda nueva como si volviera a los tiempos del dracma como divisa nacional.