Última hora

Última hora

Túnez: educación más abierta frente a medidas de seguridad para combatir el terrorismo

Al opinar, no se limitan al caso del estudiante que el pasado viernes terminó con la vida de 39 personas en la playa de Susa, sino a los más de 3.000

Leyendo ahora:

Túnez: educación más abierta frente a medidas de seguridad para combatir el terrorismo

Tamaño de texto Aa Aa

Al opinar, no se limitan al caso del estudiante que el pasado viernes terminó con la vida de 39 personas en la playa de Susa, sino a los más de 3.000 tunecinos, el mayor número de extranjeros, que se han unido al grupo Estado Islámico en Siria, Líbia o Iraq.

“Estamos perdiendo en Túnez el derecho a la educación religiosa, especialmente después de que el Gobierno tunecino cerrase la mezquita Zitouna ya en la época de Habib Bourguiba – explica el imán Ibrahim Al-Jaledi desde una mezquita en Al Malaseen, cerca de la capital- es un lugar sagrado en el que se graduaron varios reconocidos sheijs”.

El primer ministro Habib Alsayed anunció, tras el último atentado, que el Gobierno cerrará 80 mezquitas en Túnez ya que consideran que incitan a la violencia y al extremismo.

“La primera razón de lo que está ocurriendo es la pobreza, la segunda que esos terroristas son, en su mayoría, ex criminales, que estuvieron detenidos y fueron sometido a una gran represión por parte del Gobierno y de la policía, que hicieron que sus vidas fueran complicadas. Así es como fueron expuestos a las tentaciones de los grupos terroristas y les hicieron lavados de cerebro para que se unieran a la lucha, porque han perdido la esperanza en la vida y creen que están haciendo esto en nombre de Dios”, asegura un joven residente de esta localidad.

Entre los jóvenes, un paro que supera el 33%, las escasas expectativas de futuro y la represión policial que no ha variado a pesar de la Revolución de 2011, minan su cotidianidad.

“Existen varias causas y circunstancias complejas que hacen que la juventud tunecina se una a los grupos yihadistas, pero las medidas de seguridad no son siempre la única solución, porque la educación debe usarse para combatir la creencia en el terrorismo”, concluye Mohammed Shaikhibrahim, corresponsal de euronews en Túnez.