Última hora

Última hora

Una ola de calor atraviesa gran parte de Europa

Abanicos, ventiladores, aires acondicionados, refrescos y mucho calor. Es la imagen y la sensación que se repite en gran parte de Europa que

Leyendo ahora:

Una ola de calor atraviesa gran parte de Europa

Tamaño de texto Aa Aa

Abanicos, ventiladores, aires acondicionados, refrescos y mucho calor. Es la imagen y la sensación que se repite en gran parte de Europa que atraviesa, estos días, una ola de calor. La primera, pero no la última, de este verano que acaba de empezar.

En el sur del continente los termómetros no descenderán de los 30 grados, con picos que pueden llegar a sobrepasar, incluso, los 40. Aunque no de manera tan extrema las temperaturas también han subido una media de diez grados en los países nórdicos.

Los turistas no son ajenos a este problema. En Roma, por ejemplo, fuentes y sombreros se han convertido en su mejor aliado.

Situación parecida en Sevilla, donde el mercurio ha llegado a alcanzar los 41 grados, algo que dificulta, y mucho, el sueño tal como nos cuenta esta mujer: “Muy mal. Aquí en Sevilla no se se duerme si no es con aire acondicionado. Sin él es imposible”.

En París también se arman de paciencia ante una situación que ya conocen. En 2003 la ola de calor causó, según cifras oficiales, más de 11.000 muertes. De ahí la importancia de seguir estos consejos.

“Hay que prepararse un poco, hidratarse bien, salir un poco más tarde por la noche o hacer deporte durante las primeras horas de la mañana evitando, en todo caso, las horas centrales”, señala un hombre desde París.

Una vez conocidos los consejos solo hace falta empezar a seguirlos porque de ser cierto lo que alertan algunos grupos ecologistas, estas temperaturas podrían ser cada vez más frecuentes debido al cambio climático.