Última hora

Última hora

Principales puntos del corralito griego

Cierre de bancos, control de capitales y corralito durante una semana. Los griegos comenzaron a hacer cola en los cajeros el 29 de junio, tras el

Leyendo ahora:

Principales puntos del corralito griego

Tamaño de texto Aa Aa

Cierre de bancos, control de capitales y corralito durante una semana. Los griegos comenzaron a hacer cola en los cajeros el 29 de junio, tras el anuncio del primer ministro heleno. Alexis Tsipras culpó al Eurogrupo por no haber prolongado la ayuda a Grecia.

Alexis Tsipras. Primer ministro griego: “Esta decisión del Eurogrupo ha llevado hoy al Banco Central Europeo a no incrementar la liquidez de los bancos griegos y ha forzado al Banco de Grecia a tomar medidas como cerrar la banca y restringir la retirada en efectivo.”

A partir de ahora, los griegos solo pueden retirar de los cajeros 60 euros diarios por tarjeta y por cuenta.
Una medida que les penaliza especialmente porque el uso de la tarjeta en Grecia no está tan extendido como en otros países de la UE.
Los pagos con tarjeta son ilimitados, pero las tarjetas de prepago no se pueden recargar. Todos los pagos deben hacerse por giro electrónico, pero las transferencias al extranjero están prohibidas.

En 2015, 40.000 millones de euros han salido de los bancos griegos, es decir, una cuarta parte de los depósitos.
Grecia no es el primer país europeo que impone control de capitales desde la crisis de 2008. En marzo de 2013, Chipre tuvo que cerrar sus bancos durante dos semanas y limitó la retirada en efectivo de los cajeros a 300 euros diarios para los particulares. La medida se prolongó hasta marzo de 2014.

Los controles duraron un total de dos años y los ahorradores, con más de 100 mil euros en sus cuentas, sufrieron importantes pérdidas a cambio de un plan de rescate de la Troika (FMI, CE, BCE).

Pero el primer país europeo que impuso controles de capital fue Islandia tras la crisis financiera de 2008 y el colapso de sus bancos. Hasta junio de este año, el país no ha empezado a suavizar las restricciones.
Argentina recuerda aún la crisis de la deuda en 2001, cuando los depositos bancarios fueron congelados.

Al principio solo se podían sacar como máximo 250 dólares por semana. Las restricciones duraron hasta diciembre de 2002. La reacción popular fue tan violenta que el presidente Fernando de la Rúa tuvo que dimitir el 20 de diciembre abriendo una grave crisis política.