Última hora

Última hora

Los inmigrantes prefieren Grecia tras el refuerzo de la misión de rescate de la UE

Grecia, en pleno corralito y con la amenaza de ser expulsada de la eurozona, supera ahora a Italia como destino elegido por los migrantes que cruzan

Leyendo ahora:

Los inmigrantes prefieren Grecia tras el refuerzo de la misión de rescate de la UE

Tamaño de texto Aa Aa

Grecia, en pleno corralito y con la amenaza de ser expulsada de la eurozona, supera ahora a Italia como destino elegido por los migrantes que cruzan el Mediterráneo para llegar a Europa.

Según un informe de la Agencia para los Refugiados de Naciones Unidas, 68 000 personas llegaron por mar a este país durante la primera mitad del año, superando a Italia en 500 sinpapeles.

El Estado transalpino acogió al 75% de los 219 000 inmigrantes que llegaron en barco el año pasado. Sin embargo, el último informe de esta agencia señala un reparto más equitativo de la situación.

El incremento de llegadas a las costas griegas podría verse reducido por la construcción de muros de seguridad en las fronteras de Grecia y Bulgaria con Turquía. ACNUR advierte que esta medida está obligando a muchos refugiados a optar por formas más peligrosas de cruzar el mar.
En total, las travesías de este tipo subieron de las 74 850 del año pasado a las 136 840 de este.

El documento de ACNUR también reconoce que la mejora de la misión de la Unión Europea de búsqueda y rescate marítimo está contribuyendo a salvar vidas.

Los dirigentes europeos acordaron el pasado abril triplicar los fondos para el operativo Tritón, en un intento de frenar el aumento del número de muertes en el Mediterráneo.
ACNUR afirma que 1787 personas murieron en el mar desde enero a abril. El número de fallecidos o desaparecidos durante los últimos dos meses ha sido de 80.



Llegadas de inmigrantes a Italia – Grecia comparado con las muertes en el Mediterráneo


Este gráfico muestra la proporción de llegadas de inmigrantes a Italia y Grecia durante la primera mitad de 2015.

Las muertes en el mar han bajado notablemente desde que los dirigentes europeos decidieron reforzar la misión de búsqueda y rescate el pasado abril.

Fuente: ACNUR



“La reducción de la cantidad de fallecidos durante los dos últimos meses es alentadora; una señal de que con la política adecuada, apoyada por una respuesta operacional efectiva, es posible salvar más vidas en el mar”, decía António Guterres, Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados. “De todas formas, debemos permanecer vigilantes. Ante los miles de refugiados e inmigrantes que continúan cruzando el Mediterráneo cada semana, el riesgo sigue siendo muy real”.

El operativo italiano Mare Nostrum de búsqueda y rescate, con un presupuesto de nueve millones de euros mensuales, fue sustituido el pasado noviembre por Tritón, una misión de solo tres millones bajo el mando de Frontex, organismo de control marítimo de fronteras de la Unión Europea.

El ministerio del Interior británico habia advertido a los países europeos sobre el riesgo de que Mare Nostrum tuviera en realidad un efecto llamada.

De todas formas, las cifras han revelado que los inmigrantes continuaron lanzándose al mar después de que Tritón entrara en vigor.

ACNUR señala que la muerte de más de 1 300 inmigrantes solo en abril hizo saltar las alarmas, obligando a la Unión Europea a actuar.

¿Qué impacto tendría el Grexit en el flujo de inmigrantes?

Grecia, entre la espada y la pared ante las condiciones impuestas por sus acreedores, podría llegar a abandonar la eurozona.

Una situación que aumentaría la presión migratoria sobre Italia y España, según Andreia Ghimis, analista del Centro de Política Europea.

“Para el 90% de los demandantes de asilo, como muestran los datos de la ONU, Grecia es solo un país de paso. No es, por tanto un país atractivo por sí mismo. Si abandona el euro, perdería aún más interés.

La salida del euro probablemente provocaría un flujo migratorio de ciudadanos griegos hacia otros países de la Unión, alimentando el debate sobre la restricción del principio de libre circulación de los ciudadanos europeos, así como una retórica populista sobre el llamado turismo social”.

Marc Pierini, investigador del laboratorio de ideas Carnegie Europe, asegura: “Indudablemente, una mayor austeridad impactará negativamente en el gasto público y privado destinado a los demandantes de asilo. En ese caso veríamos un daño doble para los refugiados sirios que llegan a Grecia: A la cada vez peor situación en Siria que les empuja al mar se sumarían menos medios a su disposición a la hora de llegar a Grecia”.

Se ha preguntado a Ghimis si Grecia podría emplear los últimos datos de ACNUR en sus negociaciones sobre el rescate con la Unión Europea, a lo que respondió: “El rescate griego y la crisis de refugiados son dos asuntos diferentes. Además, Grecia es uno de los países que reciben más fondos europeos establecidos para ayudar a los Estados que reciben un flujo de inmigrantes desproporcionadamente alto”.