Última hora

Última hora

Sebrenica: la marcha de la paz

Avanzar sin olvidar el pasado. 20 años después, como una terapia, este grupo de caminantes retoma el camino que recorrió la columna de 14 mil hombres

Leyendo ahora:

Sebrenica: la marcha de la paz

Tamaño de texto Aa Aa

Avanzar sin olvidar el pasado. 20 años después, como una terapia, este grupo de caminantes retoma el camino que recorrió la columna de 14 mil hombres que huyeron de Sebrenica en julio del 95 para llegar a la zona libre, a 80 km más al norte.
Desde 2005, el camino de la paz, se recorre simbólicamente en la dirección opuesta, hacia el escenario del peor genocidio en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

Djile Omerovic:
“Yo comparo esto, recorrer una ruta que ya has recorrido, a reencontrarte con tu pasado. Caminas y caminas fy de repente estás tan cansado que te caes, me acuerdo muy bien. También recuerdo a un hombre que estaba herido en las dos piernas en el 95 pero seguía caminando. LLoraba, gritaba, pero seguía avanzando.”

Djile tuvo la idea de organizarla. A los 21 años, vagó dos meses en el bosque, evitando los soldados serbios antes de llegar por fin a la zona libre. También Pilav, un joven médico de 31 años, huyó con la columna.

Pilav Ilijaz:
“Atacaron la columna desde el primer día de nuestra salida de Srebrenica. Fueron ataques aterradores,además de armas y granadas utilizaron gases tóxicos.”

Tres cuartas partes de los asesinados en Srebrenica, cayeron aquí, tras una persecución implacable en las montañas. Sólo un tercio de los hombres lograron sobrevivir. De 8.000 a 9.000 caminantes emprenden este año la marcha en una carretera bordeada de tumbas y placas conmemorativas.

Laurence Alexandrowicz, euronews:
“En este evento siempre hay una importante presencia de las fuerzas de seguridad, porque como todos los años, los serbobosnios más radicales han amenazado a los participantes. Por ejemplo, han prometido actuar si se despliegan banderas del grupo Estado Islámico, haciendo una amalgama zafia entre terroristas islamistas y peregrinos musulmanes “.

Entre los participantes hay varios extranjeros, como Ridho, Indonesio afincado en Montreal.

Ridho:
“Hemos hablado con gente del lugar y están muy contentos de que estemos aquí, porque tienen la sensación de que este drama no ha sido lo suficientemente reconocido y están muy agradecidos de que vengan extranjeros.”

La llegada al campamento marca el fin de una dura jornada. 500 supervivientes encabezan el cortejo. El sábado estarán en Srebrenica para asistir al funeral de 136 víctimas en el cementerio de Potocari.