Última hora

Última hora

Un microchip que puede salvar vidas

Leyendo ahora:

Un microchip que puede salvar vidas

Tamaño de texto Aa Aa

Reg Youngman es un paciente británico al que le ha sido implantado un microchip que podría salvar su vida. Se trata de un diminuto sensor inalámbrico

Reg Youngman es un paciente británico al que le ha sido implantado un microchip que podría salvar su vida.

Se trata de un diminuto sensor inalámbrico colocado en una arteria pulmonar. Este dispositivo puede alertar a sus médicos de cualquier problema antes de que los síntomas aparezcan.

Una vez al día, gracias a un escáner, su hospital recibe los datos que registra el microchip.

Si los médicos detectan algún problema, llaman a Youngman para cambiar su tratamiento.

El año pasado este paciente acudió a urgencias tras sufrir una insuficiencia cardíaca. Hace dos meses recibió el microchip.

“Ahora me siento mucho mejor, asegura Youngman. Los médicos pueden controlar mi situación. Me siento más seguro. Antes no sabía si iba a ocurrirme algo, algo grave, algo que podría afectar a mi salud seriamente”.

El microchip fue implantado cerca de su corazón a través una intervención mínimamente invasiva.

Este dispositivo es capaz de registrar cualquier cambio que se produzca en la presión sanguínea del paciente.

El Royal Brompton Hospital de Londres prueba ahora estos nuevos microchips en colaboración con el Servicio Nacional de Salud.

Según un informe realizado en Estados Unidos, este tipo de control sobre los pacientes puede reducir considerablemente las consultas en urgencias.

“Algunos pacientes necesitan este tipo de control ya que caminan en la cuerda floja, explica Martin Cowie, cardiólogo. Mucho fluído sanguíneo, poco fluído, demasiado tratamiento, poco tratamiento… Esperamos que este nuevo dispositivo nos ayude a mejorar el control sobre el paciente para poder matenerlo alejado del hospital”.

Ahora estos médicos pueden controlar la situación de Red Youngman siempre que sea necesario y, sobre todo, pueden reaccionar antes de que los síntomas aparezcan.