Última hora

Última hora

Una exposición crítica con los ataques contra Hiroshima y Nagasaki

Enola Gay es el nombre del bombardero B 29 estadounidense que lanzó la primera bomba atómica contra Hiroshima, catapultando a la humanidad a una

Leyendo ahora:

Una exposición crítica con los ataques contra Hiroshima y Nagasaki

Tamaño de texto Aa Aa

Enola Gay es el nombre del bombardero B 29 estadounidense que lanzó la primera bomba atómica contra Hiroshima, catapultando a la humanidad a una nueva era, la de la amenaza nuclear.

El fuselaje restaurado del avión se expone de forma permanente en el Museo Aeroespacial Smithsonian de Chantilly, a las afueras de Washington.

El presidente Harry Truman prefirió los ataques nucleares a la invasión terrestre de Japón para poner fin a la Segunda Guerra Mundial. Fue, sin duda, una de las operaciones militares más polémicas y cruciales del siglo veinte.

Estados Unidos rememora el 70 aniversario de la ofensiva contra Hiroshima el seis de agosto de 1945 y Nagasaki tres días después en una exposición organizada en la American University de la capital.

El profesor Peter Kuznick es su comisario.

“Las bombas atómicas no solo mataron de forma innecesaria a cientos de miles de personas inocentes durante la guerra, sino que abrieron la puerta a la posibilidad de que fuera aniquilada toda vida en nuestro planeta. Lo que más me impresiona es que Truman sabía cuál sería el resultado más probable”.

El resultado fue la muerte de más de 200 000 personas. La exposición muestra fotografías y documentos junto a objetos cotidianos deformados por la explosión, y pinturas japonesas sobre el horror de lo ocurrido.

“El empleo de esas bombas en la guerra contra Japón claramente legitimizó las armas nucleares”, asegura Martin Sherwin, especialista en el tema. “Llevó a Stalin a hacer lo que fuera por disponer de una lo antes posible y comenzar la carrera armamentística. Durante la Administración de Eisenhower, su crecimiento fue espantoso”.

A diferencia de la organizada por el Museo Aeroespacial Smithsonian de Washington hace veinte años, esta muestra es crítica con la versión y justificación oficial de los ataques.

Podrá verse en esta Universidad hasta el 16 de agosto. Luego girará por otras ciudades del país.

“La bomba lanzada contra Hiroshima cambió la estrategia militar para siempre. El mundo ha visto desde entonces muchos conflictos armados, pero ninguno con tanto horror como el provocado por el avión a mis espaldas. El miedo a la bomba aún persiste”, Stefan Grobe, euronews.