Última hora

Última hora

Rusos y chinos copan el 'visado exprés' en España, comprando casas en Madrid, Barcelona y Málaga

Leyendo ahora:

Rusos y chinos copan el 'visado exprés' en España, comprando casas en Madrid, Barcelona y Málaga

Tamaño de texto Aa Aa

Dos años después de la puesta en marcha en España del llamado ‘visado exprés’ para extranjeros, rusos y chinos copan la mayor parte de las concesiones. Y concentradas en un ochenta por ciento en las compras inmobiliarias. La controvertida Ley de Emprendedores, que el Gobierno aprobó para atraer inversión, capital y mano de obra calificada al país a cambio de un visado de residencia para no comunitarios suma 850 titulares y 745 millones de euros.

“Hemos favorecido, hemos ayudado a que si alguien quiere venir a invertir en España, a hacer una inversión de capital, que genere empleo que es en definitiva de lo que se trata, no le ponemos trabas y se lo facilitamos desde un punto de vista administrativo”, manifiesta a Euronews la secretaria de Estado de Inmigración, Marina del Corral.

La adquisición de una vivienda debe ser por un mínimo de medio millón de euros. También se puede obtener la visa si se crea una empresa o se compra deuda pública española. Los datos del ministerio de Empleo sitúan en 12.500 el número de empleos director e indirectos creados con este dispositivo.

Pero, en definitiva, los rusos en casi un cuarenta por ciento y los chinos en más de un treinta acaparan la mayoría de ‘visas exprés’ haciéndose con casas en ciudades como Madrid, Barcelona o Málaga. La hispano-suiza Belén Bianchi, a través de su empresa House Invest Spain, hace de intermediaria para ricos extracomunitarios interesados en instalarse en España.

“La ley de emprendedores propuesta por el Gobierno español me dio la idea de crear House Invest Spain, dado que tuve la demanda sobre todo de inversores suizos pero también de extranjeros para invertir en mi país de origen”, explica Bianchi.

La medida no es exclusiva española. Y, en este caso, el visado se limita a la concesión por dos años renovables si se sigue justificando la residencia.

“España no es el único país que ha puesto en funcionamiento la también llamada ‘visa de oro’ para atraer la inversión extranjera”, recuerda la periodista de Euronews Cristina Giner. “Otros países como el Reino Unido, Portugal, Malta o Chipre también adoparon un mecanismo similar”.