Última hora

Última hora

Generando energía camino del colegio

Leyendo ahora:

Generando energía camino del colegio

Tamaño de texto Aa Aa

Kagomelo Tsopodi-Malinga vive en Rustenburg, Sudáfrica. Acaba de salir de la escuela y se dirige hacia su casa situada en una de las zonas pobres de

Kagomelo Tsopodi-Malinga vive en Rustenburg, Sudáfrica. Acaba de salir de la escuela y se dirige hacia su casa situada en una de las zonas pobres de la ciudad. Una vez allí, vacía su cartera y se pone a hacer los deberes. Kagomelo es uno de los niños que utilizan ya una novedosa cartera equipada con un panel solar que se carga mientras él camina hacia el colegio. Todos los días, Kagomelo encaja el pequeño panel en un bote que le sirve de lámpara. Tendrá luz durante 12 horas.

Esta cartera ha sido realizada con plástico recliclado en una fábrica de Rustenburg. El plástico es lavado y convertido en un material maleable para poder montar las carteras. Gracias a un material brillante, éstas también garantizan que los niños puedan ser vistos en la carretera mientras caminan hacia la escuela. El diseño de las carteras, en colores, también es importante, aseguran sus creadores.

“Los niños están muy contentos con estas carteras. Recuerdo la primera que entregamos. El niño al que se la dimos se puso contentísimo. Fue emocionante, asegura Rea Ngwane, responsable del proyecto. Los padres nos dicen que ahora sus hijos hacen los deberes sin problema en casa. Los profesores también están satisfechos y nos dicen que los niños trabajan más. Creo que esta cartera es positiva en todas las esferas de la vida de estos niños”.

Repurpose Schoolbags, la empresa que fabrica las carteras, planea ahora expandir su negocio a otros países africanos en los que muchas comunidades pobres no tienen todavía acceso a la electricidad.