Última hora

Última hora

Un ensayo con la Simón Bolívar, una orquesta especial

Leyendo ahora:

Un ensayo con la Simón Bolívar, una orquesta especial

Tamaño de texto Aa Aa

La relación entre Gustavo Dudamel y la Orquesta Simón Bolívar es muy especial. El maestro nos cuenta qué significa pertenecer a esta orquesta, y cómo

La relación entre Gustavo Dudamel y la Orquesta Simón Bolívar es muy especial. El maestro nos cuenta qué significa pertenecer a esta orquesta, y cómo sus músicos son únicos en su género.

Punto de vista

Mucha gente habla del sonido, de la energía que la orquesta emite. Para nosotros, es el disfrute pleno de lo que hacemos. Y siempre se trata lo más posible de evitar la rutina. Porque la música siempre se renueva.

“Con la Simón Bolívar hay una relación más que musical. Es una relación de verdadera hermandad. Hemos crecido juntos desde que somos niños. Ayer, casualmente, recordábamos los tiempos de los inicios, cuando éramos unos infantes. Y estábamos soñando, con llegar algún día a tocar una sinfonía de Beethoven. ¡En estos momentos, las estamos haciendo todas!”

“A través de esa camaradería, de esa conexión, de esa sensibilidad humana que existe entre cada uno de los músicos de la orquesta, se ha hecho que ésta tenga un sonido propio. Una forma de interpretar la música muy propia. Mucha gente habla del sonido, de la energía que la orquesta emite. Para nosotros, es el disfrute pleno de lo que hacemos. Y siempre se trata lo más posible de evitar la rutina. Porque la música siempre se renueva. La música siempre existe en el momento en que se toca, siempre existe en el presente. Siempre está construyéndose permanentemente”.

“Nuestro maestro (José Antonio) Abreu nos entregó, valga la redundancia, esa entrega hacia la música, hacia el arte, como forma de vida y como emblema de nuestra vida, como artistas y como músicos. Creo que, allí, está el secreto de lo que realmente nosotros somos”.