Última hora

Última hora

"La Playa", un océano reciclable para niños y adultos en el centro Washington

Leyendo ahora:

"La Playa", un océano reciclable para niños y adultos en el centro Washington

Tamaño de texto Aa Aa

“La Playa” está en el centro de Washington, y permite a los asistentes darse un chapuzón en un “océano” de 3000 metros cuadrados de bolas de plástico

“La Playa” está en el centro de Washington, y permite a los asistentes darse un chapuzón en un “océano” de 3000 metros cuadrados de bolas de plástico reciclables. Concretamente 750.000.

Para esta instalación interactiva, el National Building Museum formó equipo con Snarkitecture, un estudio con sede en Brooklyn, New York. El trabajo de Snarkitecture se centra en el diseño de espacios ya existentes o en colaborar con otros artistas y diseñadores. Su objetivo es la reutilización de espacios infrautilizados para que la arquitectura alcance nuevos niveles nunca imaginados.

“La respuesta de la gente ante la playa ha sido algo inimaginable. Ya tuvimos algunas instalaciones de grandes dimensiones en el pasado, pero nunca tuvimos tantos visitantes ni logramos tanta atención. Creo que ya han pasado unas 50.000 personas en apenas dos semanas desde que abrimos. Además, estaremos abiertos en días laborales y hasta el final del verano”, explica Brett Rodgers, vicepresidente marketing y comunicación del National Building Museum.

La Playa trae la esencia del verano a la capital estadounidense, transformado el enorme hall del museo en una zona recreativa con gran variedad de actividades ligadas al periodo estival.

Para algunos, la experiencia de saltar a una piscina de pelotas de plástico fue algo totalmente sorprendente: “Es algo desconcertante, porque te absorbe hacia abajo y sientes como que te vas a ahogar. Las bolas cubren tu cara y sientes algo de miedo, porque no sabes si vas a poder volver a la superficie. Tienes que hacerlo ayudado por alguien”, explica una de las asistentes.

Lo principal es divertirse, como reflejan los presentes: “Todo el mundo se lo está pasando bien y es una obra de arte interactiva increíble. Me encanta”, dice uno de ellos.

No obstante, para otros lo importante es relajarse: “Es totalmente desestresante, después de trabajar de nueve a cinco, vengo aquí, salto a la piscina llena de pelotas de plástico y me relajo. Es fantástico.

Y para algunos adultos, esta instalación es la excusa perfecta para actuar como niños:“Es la primera vez que he estado en una piscina de pelotas de plástico y es muy divertido. Es muy divertido poder actuar como un niño, para variar un poco”, asegura otra de las presentes.

“La Playa” es parte de la Summer Block Party del museo, una cita anual con exposiciones y eventos para todas las edades. Si quiere disfrutar de este particular océano de 750.000 bolas de plástico, podrá hacerlo hasta el siete de septiembre en el National Building Museum en Washington, D.C.