Última hora

Última hora

¿Qué hay detrás de los ataques de Turquía al PKK?

El atentado en la localidad turca de Suruç contra un grupo de jóvenes que se disponían a partir hacia Kobane, en Siria, dejó 32 muertos el pasado 20

Leyendo ahora:

¿Qué hay detrás de los ataques de Turquía al PKK?

Tamaño de texto Aa Aa

El atentado en la localidad turca de Suruç contra un grupo de jóvenes que se disponían a partir hacia Kobane, en Siria, dejó 32 muertos el pasado 20 de julio. Ha supuesto un punto de inflexión en la política turca hacia el grupo Estado Islámico, responsable del ataque. Por primera vez, Ankara ha bombardeado posiciones yihadistas.

En represalia por el atentado de Suruç, cuyo objetivo eran militantes prokurdos, el PKK ha reivindicado la autoría de una serie de ataques mortales contra policías turcos. La guerrilla prokurda acusa a Ankara de ayudar de forma encubierta al grupo Estado Islámico en detrimento de los kurdos de Siria.

Por primera vez desde hace tres años, la aviación turca bombardea también las bases del PKK en las montañas del norte de Irak, adonde se retiraron sus milicianos en 2013, cuando se inició la tregua ahora interrumpida.

Esta doble operación, contra el EI y el PKK, podría servir para reforzar al presidente Recep Tayyip Erdogan en caso de elecciones legislativas anticipadas. Este martes, Erdogan ha reiterado el derecho de Turquía a defenderse y ha calificado al PKK de grupo terrorista:

“Ahora hay una verdad. En este país, en mi opinión, no es posible mantener el proceso de paz con quienes amenazan la unidad nacional y la fraternidad”.

Sin embargo, para muchos observadores Ankara intenta sobretodo impedir que los kurdos extiendan su influencia en el norte de Siria. Desde las derrotas del grupo Estado Islámico en Kobane y Tal Abyad las milicias siriokurdas del YPG controlan cerca de la mitad de los 900 kilómetros de frontera entre Siria y Turquía. Ankara teme que el YPG consiga conectar Afrin con el resto de su territorio y crear un Kurdistán sirio a las puertas de Turquía.

En el plano interior el AKP no ha digerido el éxito, en las legislativas de junio, del partido kurdo HDP que se ha convertido en la cuarta fuerza política de Turquía, un país que cuenta con 14 millones de kurdos.

En cambio, el AKP ha perdido la confortable mayoría absoluta que ostentaba desde 2002. Un revés para el partido islamista moderado que, además, trunca el proyecto acariciado por Erdogan de reformar la constitución hacia un modelo presidencialista.