Última hora

Última hora

Cataluña: elecciones regionales en clave de referéndum

Las elecciones anticipadas catalanas tienen para el gobierno de Artur Mas un carácter plebiscitario, pese a que el president no haga mención expresa

Leyendo ahora:

Cataluña: elecciones regionales en clave de referéndum

Tamaño de texto Aa Aa

Las elecciones anticipadas catalanas tienen para el gobierno de Artur Mas un carácter plebiscitario, pese a que el president no haga mención expresa a la cuestión soberanista en su convocatoria.

Desde 1978, Cataluña es una de las 17 comunidades autónomas de España dotadas de un Parlamento y un Gobierno propios. Como el resto, tiene competencias en materia judicial, policial y educativa, aunque al contrario que el País Vasco o Navarra, carece de una autonomía fiscal especial, por lo que depende de los ingresos que le transfiera la administración central.

La comunidad autónoma de Cataluña genera, por detrás de Madrid, casi un 20% del PIB nacional, asentando su actividad en el comercio y el turismo, pero la crisis inmobiliaria que hundió a España en 2008 también ha zarandeado las finanzas regionales, que presentan uno de los mayores déficits nacionales.

Los recortes presupuestarios han acentuado el sentimiento separatista en algunos sectores de la población y los soberanistas se sienten maltratados y reprimidos por el gobierno central.

“En general, te sientes parte de un Estado si éste te trata bien”, dice Aritz Bel, nacido en Badalona. “Y yo creo que el Estado español, durante los últimos años o las últimas décadas, nos ha maltratado. Tanto a nivel económico como social. E incluso si no hablamos catalán, nos molesta que el Estado central maltrate la lengua catalana. Porque pese a que no sea nuestra lengua, nos parece injusto y no nos gustan las injusticias”.

Las elecciones del próximo 27 de septiembre pueden dar alas o enterrar el movimiento separatista promovido por Mas, que ya convocó una consulta en 2014 no reconocida por el gobierno central. Para la lista unitaria de Convergència y Esquerra Republicana de Catalunya, el reto está en llegar a 70 diputados en una cámara de 135. Culalquier otro resultado que no alcanzara a ese techo sería un fracaso.