Última hora

Última hora

Los perros toman el museo Kupferstichkabinett de Berlín

Leyendo ahora:

Los perros toman el museo Kupferstichkabinett de Berlín

Tamaño de texto Aa Aa

Como cualquier museo, el Kupferstichkabinett de Berlín es un lugar en el que normalmente los perros no pueden entrar. Sin embargo, este verano cuenta

Como cualquier museo, el Kupferstichkabinett de Berlín es un lugar en el que normalmente los perros no pueden entrar. Sin embargo, este verano cuenta con una exposición especial dedicada al mejor amigo del hombre.

Al principio, los responsables habían planeado cuatro tardes especiales en las que los dueños pudiesen acudir con sus mascotas. Sin embargo, la muestra tuvo que ser prolongada dado el gran interés que despertó. Eso sí, hay ciertas reglas. Los perros no pueden ser más altos de medio metro y hay un máximo de 15 animales al mismo tiempo en la sala.

“Estaba muy sorprendida. He dado una primera vuelta por el museo y a los perros notaba entusiasmados, pero ninguno ladraba, estaban tranquilos. Los visitantes también son fantásticos, se les ve muy interesados en el tema de los perros y eso está bien”, explica Lydia Rosia Dorn, una de las conservadoras de la muestra.

El mejor amigo del hombre ha servido de inspiración para los artistas durante siglos. Agostino Carracci, Alberto Durero, Rembrandt, Adolph Menzel, Otto Dix y Dieter Roth son algunos de ellos que han representado a perros en sus trabajos.

La exposición muestra desde bulldogs hasta spaniels, pasando por terriers o galgos. Algunos de los dibujos están a la altura de los perros.

“No sé cuánto está captando mi perro, pero sí sé que lo está disfrutando. Además está haciendo nuevos amigos y mirando las pinturas que están a su alcance”, comenta uno de los visitantes, mientras otra asegura: “Me parece una buena idea que inviten a los perros, que son los protagonistas de la muestra”.

No está claro si los perros llegan a apreciar el valor cultural de la muestra o preferirían un paseo por el parque donde campar a sus anchas, pero ninguno se muestra a disgusto.

La exposición estará abierta al público hasta el 20 de septiembre y los visitantes de cuatro patas no tienen que pagar entrada.