Última hora

Última hora

China: al menos 50 muertos y más de 700 heridos en la brutal explosión del puerto de Tianjin

El número de heridos también ha aumentado a 700, según fuentes oficiales. Los hospitales de la ciudad, en la que viven 15 millones de habitantes, han

Leyendo ahora:

China: al menos 50 muertos y más de 700 heridos en la brutal explosión del puerto de Tianjin

Tamaño de texto Aa Aa

El número de heridos también ha aumentado a 700, según fuentes oficiales. Los hospitales de la ciudad, en la que viven 15 millones de habitantes, han acogido a las víctimas que se vieron sorprendidas por unas detonaciones equivalentes a 21 toneladas de dinamita. La mayoría sufría quemaduras, ansiedad y problemas respiratorios.

Tianjin tiene el décimo puerto más grande del mundo. En los testimonios de los ciudadanos se apunta a que algunos pensaron que se trataba de un terremoto, incluso de una bomba atómica. La explosión se produjo en la zona industrial, donde se almacenan productos químicos tóxicos como cianuro de sodio y gas comprimido.

“Es por mi hermano. Nos enteramos de la explosión desde Pekín y decidimos conducir hasta aquí para buscarle. Hasta ahora no le hemos encontrado. Hemos oído que hay siete brigadas de bomberos desplegadas y que muchos bomberos han muerto. Estamos preocupados”, explica Zhang Shengfeng, hermano de un bombero.

Li Wenxue, un ciudadano de Tianji, se muestra consternado por lo sucedido: “Estoy muy impresionado. Ahora, en este momento, no sabemos las partículas químicas que hay en el aire. Nos angustia que sean tóxicas o que pueda ser dañino en el futuro”.

El presidente Xi Jinping ha ordenado que se priorice el cuidado de los heridos y la seguridad de la población, después de anunciar que los responsables serán tratados “con severidad”.

Los bomberos de Tianjin necesitaron más de 16 horas para declarar como controlado el fuego que se registró en una terminal de contenedores con productos inflamables que dio lugar a las explosiones.

Muchos bloques de edificios colindantes al puerto fueron reducidos a escombros, puesto que la magnitud de las explosiones fue tan grande que los sismógrafos del Centro de Redes de Terremotos de China los detectaron como seísmos.