Última hora

Última hora

El Sziget Festival de Budapest, un negocio rentable

Leyendo ahora:

El Sziget Festival de Budapest, un negocio rentable

Tamaño de texto Aa Aa

El galardonado como mejor festival europeo en 2011 y 2014 es, además, una ingente maquinaria artística con 22 años de historia, una facturación anual aproximada de unos 20 millones de euros y con visitantes de 90 nacionalidades.

Empezó siendo un evento sólo para húngaros, pero su popularidad ha arrastrado a miles de curiosos procedentes de todas las partes del mundo:

“Desde luego hay muchas cosas interesantes en el festival de Sziget pero hay que salir también e ir a la ciudad que, además, está muy cerca, a una distancia aceptable, y encima, es preciosa, muy bonita”, explica un australiano que ha acudido al festival por primera vez.

Las cerca de 450.000 personas que cada año acuden al colosal evento musical, no sólo eligen la acampada dentro del recinto. Ahora también disponen de hasta 8.000 alojamientos particulares en la ciudad. La llegada de turistas también ha disparado la oferta hotelera y el número de bares y restaurantes.

“Este bar siempre funcionó bien, pero en los últimos días se ha notado un cambio, sobre todo desde que comenzó el Sziget Festival. La gente ahora viene, y reserva mesa incluso antes de irse al festival “, cuenta Szabolcs Szigeti, camarero.

De la barra al concierto. El trasiego de visitantes y turistas en esta isla del Danubio durante la semana que dura el festival (del 10 al 17 de agosto), también ha llevado a las autoridades a aumentar la intensidad y frecuencia de los transportes públicos, lo que también ayuda a llenar las arcas públicas.

Andrea Hajagos, enviada especial de euronews:

“Los propietarios de los bares, que tenían miedo de que el Sziget Festival ahuyentara a sus clientes, ya no se quejan más. Al contrario, ahora sus clientes pueden beneficiarse incluso de las ventaja de este evento.”