Última hora

Leyendo ahora:

Un escáner de grafeno para explorar los secretos de las obras de arte


futuris

Un escáner de grafeno para explorar los secretos de las obras de arte

¿Cómo ver lo que no se ve en objetos de arte de una forma precisa y no intrusiva?

Los investigadores de la Universidad de Oviedo creen que han encontrado la respuesta. Gracias al material del futuro: el Grafeno.

“El grafeno es capaz de generar señales en la banda de terahercios a través de señales con frecuencias más bajas de forma relativamente fácil”, nos explica Samuel Ver Hoeye, ingeniero de telecomunicaciones de la Universidad de Oviedo.

“Una gran ventaja también es que nos permite identificar una respuesta de un material con la propia composición química de ese material”.

Las imágenes logradas con el escáner de grafeno se combinan con otras procedentes de escáneres tradicionales y técnicas de procesado y exploración de alto rendimiento en 3D, generando imágenes que podrían revelar detalles invisibles a simple vista o secretos ocultos.

Yannick Francken, ingeniero de Computación en 4DDynamics describe el funcionamiento de esta tecnología:

“Esto que ven aquí es el color real de la obra de arte. Aquí se le aplica una iluminación virtual y se graba también de manera virtual con una cámara. Técnicamente, la parte más difícil es la combinación de las imágenes individuales logradas por escaner, que deben alinearse automáticamente. Y si no se hace perfectamente con una precisión de 0,2 milímetros, entonces se obtiene una reconstrucción deficiente del color”.

La tecnología ha sido diseñada por los científicos del proyecto europeo de investigación INSIDDE que desarrolla tecnologías avanzadas que no dañen las piezas de arte, como las que se sirven del láser o de bacterias productoras de caliza, que acarrean posibles efectos secundarios.

Javier Gutiérrez Meana, ingeniero en telecomunicaciones es el coordinador del proyecto INSIDDE y gestor del programa de I+D de Treelogic:

“Es un resultado más asequible porque es una tecnología que hasta el día de hoy tiene un coste muy elevado, al tiempo que permite también tener dispositivos compactos, de bajo peso, de manera que puedan ser integrados
en un escáner que pudiera ser trasladado a museos o a laboratorios para realizar las pruebas.”

Los conservadores en el Museo de Bellas Artes de Asturias proporcionan lienzos a los investigadores para probar el nuevo escáner.

Un escáner que se ha probado en lienzos históricos con resultados prometedores, como nos explica Marta Flórez Igual, conservadora del Museo de Bellas Artes de Asturias:

“Se puede saber hasta qué punto llega el barniz; hasta dónde llegan las capa de color; si hay un dibujo preparatorio, cómo es la preparación, de qué está compuesta la preparación, etc. Y por otro lado estamos buscando a ver si el escáner es capaz de distinguir las diferentes materias que hay dentro de la obra, como son los barnices, los aglutinantes o los pigmentos.”

¿Y dónde y cómo y con qué otras tecnologías todo este esfuerzo de investigación será eventualmente utilizado?

Esta tecnología podría pasar del ámbito de los especialistas al gran público mediante aplicaciones de realidad aumentada para smartphones o tabletas.

De este modo los visitantes de los museos interactuarán con las obras de arte de una manera más completa y atractiva.

“La aplicación tiene una serie de opciones que permiten en puntos específicos conocer cuáles son esos aspectos que se han descubierto a través de las investigaciones, por ejemplo, en este cuadro en particular tenemos indicado que había un 34 por ahí pintado, o que el manto original era de color verde”, señala Javier Gutiérrez Meana, coordinador del proyecto INSIDDE.

El escáner de grafeno y sus aplicaciones podrían comercializarse en el mercado en menos de 5 años, según esperan los investigadores.

Para más información:

www.insidde-fp7.eu

Selección del editor

siguiente artículo
Con los pies en la hierba

futuris

Con los pies en la hierba