Última hora

Leyendo ahora:

Nueva Orleans crea un barrio para músicos


le mag

Nueva Orleans crea un barrio para músicos

En asociación con

Los músicos siguen siendo el corazón de Nueva Orleans. Hace diez años el huracán Katrina asoló la ciudad y la organización ‘Habitat for Humanity’, creó una especie de barrio “low cost” para músicos con la idea de preservar la cultura musical de la urbe.
Algunos de los músicos más importantes de la ciudad trabajaron con la organización para crear casas en las que podrían vivir familias con ingresos bajos.

Jim Pate es el director ejecutivo de Habitat For Humanity del área de Nueva Orleans:
“Harry and Brandford y su agente, Ann Marie Wilkins se pusieron en contacto conmigo seis semanas después del huracán y me preguntaron: ¿qué podemos hacer para que vuelvan los músicos? Queremos que vuelvan. Queremos que puedan pagar sus alquileres porque después de la devastación, las rentas se pusieron por las nubes y queremos que sientan Nueva Orleans como su casa, su hogar para toda la vida”.

El barrio de los artistas empezó a construirse en 2006.
Cuarenta mil voluntarios hicieron posible el proyecto, en el que se crearon 72 casas unifamiliares en las que se paga un alquiler de unos de 600 dólares, un precio mucho más asequible ya que una casa de las mismas características cuesta 1.100 dólares.

Unas 170 personas viven en el barrio.
Helen Gillet es violonchelista. Ella se fue a vivir a Nueva Orleans hace trece años. Después del huracán una amiga le recomendó que se inscribiese en el programa para poder alquilar un alojamiento en este curioso barrio de la ciudad.
Según ella haberse ido a vivir allí le ayudó a crecer como profesional y a colaborar con otros músicos. Ella dice:
“Tan pronto como me vine a vivir aquí, me pude relajar y dejar de preocuparme por el alquiler o en donde iba a vivir en los próximos seis meses. Me pude concentrar en la música, por eso hice un álbum inmediatamente”.

El Huracán Katrina dejó a sus espaldas 1.833 muertes y daños materiales valorados en alrededor de 15.000 millones de dólares, de los cuales 75.000 se contabilizaron sólo en la zona de Nueva Orleans y a lo largo de la costa del Misisipi.

Selección del editor

siguiente artículo

le mag

El órgano 'Troxy Wurlitzer' en todo su esplendor en Londres